Colombia ordena suspender fumigación de cultivos de coca con pesticida glifosato por riesgo cancerígeno

Medioambiente​OMS calificó en marzo cinco pesticidas, entre ellos el glifosato, uno de los más usados en el mundo, como “posibles” o “probables” cancerígenos

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ordenó este sábado suspender la fumigación con glifosato para erradicar cultivos ilícitos de coca, planta que sirve para fabricar cocaína y de la que el país es uno de los principales productores mundiales.

"Voy a pedirles a los funcionarios del gobierno que hacen parte del Consejo Nacional de Estupefacientes (CNE) que en su próxima reunión (del viernes 15) suspendan el uso del glifosato en la aspersiones contra los cultivos ilícitos", dijo el mandatario durante una entrega de equipos a bomberos en Bogotá.

Santos, que fue aplaudido al hacer el anuncio, dijo que tomó la decisión tras la sugerencia en el mismo sentido que el ministerio de Salud hizo hace dos semanas a las autoridades antinarcóticos nacionales, luego de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) señalara a ese pesticida como "probable" cancerígeno.

"Las recomendaciones y los estudios que le llegaron al ministerio de Salud muestran claramente que sí existe ese riesgo", señaló el presidente colombiano.

El CNE de Colombia, conformado por varios ministros, deberá, antes del 1 de octubre, definir una nueva hoja de ruta contra los cultivos ilícitos en sustitución de la aspersión, apuntó Santos.

"Quiero ser muy claro: que esto no se interprete que vamos a bajar la guardia en la lucha contra el narcotráfico", agregó.

Colombia, el mayor productor mundial de cocaína junto a Perú, según la ONU, fumiga desde hace años varias zonas del país con glifosato en el marco de un intenso programa de erradicación de cultivos ilícitos de coca.

Entre 2000 y 2007, Colombia aplicó un fuerte programa de erradicación de cultivos ilegales en la frontera con Ecuador, en el marco de un millonario plan antidroga financiado por Estados Unidos, que fue denunciado por Quito y que llevó a la suspensión de la aspersión aérea en las cercanías de la zona limítrofe hace un par de años.

Ecuador se quejó precisamente de que el pesticida afectaba la salud de su población y sus cultivos agrícolas.

Alerta sanitaria

En marzo anterior la agencia del cáncer de la Organización Mundial de la Salud calificó cinco pesticidas, entre ellos el glifosato -uno de los más utilizados en el mundo- como "posibles" o "probables" cancerígenos .

El glifosato, presente entre otros en el Roundup, uno de los herbicidas más vendidos, y los insecticidas malatión y diazinón fueron clasificados cancerígenos "probables para el hombre" aunque las "pruebas son limitadas" afirma la Agencia internacional de investigación sobre el cáncer (IARC) con sede en Francia.

Se ha hallado glifosato en el aire, en el agua y en la alimentación, según la IARC, que precisa que la población está expuesta cuando reside cerca de las zonas tratadas. Los niveles de exposición observados son sin embargo "generalmente bajos", según la agencia.