No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Jueza rechazó solicitar fianza de ¢10 millones para subgerentes del BCR que quedaron en libertad

​Abogado de uno de los imputados dice que dicha petición hecha por Fiscalía es desproporcionada porque su cliente ya tiene los bienes y cuentas embargadas

El Juzgado Penal de Goicoechea, el cual concedió la libertad con medidas alternativas a tres subgerentes del Banco de Costa Rica (BCR) imputados en el caso del cemento chino, rechazó la pretensión de ¢10.000.000 de fianza que pidió el Ministerio Público para cada uno de ellos.

De acuerdo con Gerardo Huertas, abogado de Marvin Francisco Corrales Barboza, subgerente de banca minorista del BCR, la Fiscalía solicitó que se le impusieran medidas alternativas a su cliente; sin embargo, también pidió la fianza, algo que él considera desproporcionado porque ya tiene las cuentas y bienes embargados.

"No hubo fianza porque la jueza determinó que no había peligro de fuga de parte de don Marvin y además de eso determinó que, básicamente, la prueba con el vínculo en el caso de don Marvin era tan leve que no había fundamento para ponerle una fianza que sería desproporcionada, tomado en cuenta que ya tienen sus bienes embargados y las cuentas embargadas, entonces sería desproporcionado cuando no tienen esta disposición de dinero y además que no veía peligro de fuga", dijo Huertas.

Además de Corrales, la jueza Carolina Lizano dispuso la libertad para Gilberth Barrantes Campos, gerente corporativo de Riesgos y Control Interno, así como para otro imputado de apellidos Ramírez Rodríguez, director de Gestión de Créditos. A los tres se les investiga por el delito de peculado.

Todos ellos salieron de la cárcel de San Sebastián a las 11:30 p. m. de este domingo, confirmó el jurista Huertas.

"La prisión preventiva era insostenible a raíz de las nuevas pruebas que fuimos aportando. Demostraron (las pruebas) que él no tenía el vínculo de responsabilidad que le estaban achacando", comentó.

Las medidas dictadas por la jueza son: impedimento de salida del país, domicilio fijo, asistir a llamamientos judiciales, firmar cada 15 días, no comunicarse por ningún medio con testigos y no acercarse a 1 kilómetro de oficinas centrales del BCR.

Ellos no fueron suspendidos del cargo, pero no pueden acercarse a la oficina central, por lo que ahora las autoridades del banco deberán decidir si los colocan en otra agencia, explicó el abogado de Corrales.

Quienes sí deberán permanecer en prisión preventiva como medida cautelar son el empresario importador de cemento chino, Juan Carlos Bolaños, así como el gerente general suspendido del BCR, Mario Barrenechea.

Además, la jueza Lizano determinó que deben permanecer privados de libertad: el subgerente de Finanzas, Leonardo Acuña Alvarado; y el subgerente de Banca Mayorista, Andrés Víquez Lizano.

Bolaños es investigado por los delitos de peculado, tráfico de influencias, denuncia calumniosa y simulación de delito; los cuales están relacionados con el otorgamiento de dos líneas de crédito por $30 millones en el BCR.