No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Junta Directiva del BCR definirá este lunes sustituto de gerente detenido por caso de cemento chino

​Presidente de la entidad aseguró que Banco trabaja con normalidad

El nuevo gerente provisional del Banco de Costa Rica (BCR) será designado este lunes por la Junta Directiva. El puesto quedó vacío la semana anterior tras la detención de varios funcionarios producto de la investigación que se lleva sobre el caso de un crédito para la importación del cemento chino.

El presidente de la entidad, Abel Salas, comentó en el programa Nuestra Voz que este será uno de los puntos a discutir en la sesión programada para horas de la tarde.

"Nosotros hoy (lunes) ya tenemos en nuestra agenda todo lo que tiene que ver con la designación de quién va a ser el gerente sustituto por el plazo corto, largo o por la totalidad de las decisiones que estime la Fiscalía en este caso. Hoy van a asumir los designados oficialmente, una vez que los hayamos nombrado en Junta Directiva, esta es una decisión que hemos tomado", indicó el director.

El gerente general interino del BCR, Leonardo Acuña, sustituía a Mario Barrenechea, quien a su vez había sido suspendido mientras era investigado por vínculos con el empresario Juan Carlos Bolaños. Ambos fueron detenidos el viernes anterior por orden del Ministerio Público y se les impuso tres meses de prisión preventiva.

También se les impuso esta medida cautelar a otros funcionarios de la entidad. Se trata del subgerente de Banca Minorista, Marvin Francisco Corrales Barboza; el subgerente de Banca Mayorista, Andrés Víquez Lizano; el gerente corporativo de Riesgo y Control Interno, Gilbert Barrantes Campos; y el director de gestión de créditos de apellidos Ramírez Rodríguez.

Son estos puestos los que debe rellenar este lunes la Junta Directiva del BCR.

Mientras esto ocurre, el Banco activó desde el viernes anterior un protocolo para sustituir a las personas detenidas, de tal manera que un equipo interino se encarga de las labores mientras se resuelve este asunto.

Salas insistió en que se trata de un mecanismo que permite que la entidad funcione con total normalidad y añadió que las operaciones no se han visto afectadas.

Parte de la labor del BCR durante esta crisis fue trabajar con el departamento de recursos humanos para que el personal se encuentre tranquilo ante los hechos ocurridos recientemente y puedan ofrecer un buen servicio a los clientes.

A los funcionarios del Banco se les detuvo por supuesto delito de peculado (malversación de fondos). Ellos son cuestionados por la aprobación de dos créditos por $30 millones que otorgaron a Sinocem Costa Rica.