Justicia francesa confirma condena de Monsanto por intoxicación de agricultor

Agricultura​Pese al veredicto, el grupo agroindustrial estadounidense insiste en que su producto, Lasso, “no es peligroso”

La justicia francesa confirmó el jueves la responsabilidad de Monsanto en la intoxicación de un agricultor que utilizaba un herbicida del grupo agroindustrial estadounidense.

Paul François fue intoxicado en abril de 2004 al inhalar vapores de Lasso, un herbicida de Monsanto que utilizaba en sus campos de maíz en el suroeste de Francia.

La multinacional había sido condenada en primera instancia en 2012 a "indemnizar totalmente" al agricultor, de 47 años, que sufre graves secuelas.

Monsanto apeló ese veredicto. En la audiencia ante este tribunal, en mayo pasado, Monsanto alegó que su producto "no es peligroso" y que "los perjuicios invocados no existen".

Paul François está convencido de que la firma conocía los riesgos de la utilización del Lasso mucho antes de su prohibición en Francia, en noviembre de 2007.

En efecto, ese herbicida fue considerado peligroso y retirado del mercado en Canadá ya en 1985, y en Bélgica y en Gran Bretaña en 1992.

En junio, Francia prohibió la venta libre del herbicida estrella de Monsanto, el Roundup. El Roundup volvió a estar en el centro de la polémica después de que, en marzo, el glifosato, su principio activo, fuera calificado como cancerígeno "probable para el hombre" por el Centro internacional de investigación sobre el cáncer (CIRC) con sede en Lyon.

El glifosato se empleó durante más de 20 años en los programas antinarcóticos de cultivos por aspersión de Colombia con el patrocinio de Estados Unidos, incluso a pesar de las constantes protestas de los agricultores del país sudamericano de que esas fumigaciones aéreas destruían campos enteros de café y de otros productos legales.