No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
    • VozYVoto.org
    • DataBaseAR.com

Juzgado ordenó devolver material pornográfico a juez acusado de poner cámara en baño de mujeres

​Fiscalía apeló resolución que dicta sobreseimiento en favor de exjuzgador

El Juzgado Penal de Heredia ordenó devolver el material con contenido pornográfico a un exjuez acusado por la Fiscalía de colocar una cámara en un baño de mujeres ubicado en el edificio de los Tribunales de Heredia.

Se trata de una resolución dictada en abril del 2017 por un juez de apellido Calvo, quien dictó un sobreseimiento definitivo y devolución de la prueba en favor de Adrián Hilje Castillo, quien laboraba como juez en el Juzgado Civil de Heredia, y cuyo nombramiento fue revocado tras una investigación administrativa.

Según informó la oficina de prensa de la Fiscalía, el Juzgado Penal dictó el sobreseimiento y "ordenó la devolución de las pruebas recabadas al imputado, entre ellas fotos y videos con contenido pornográfico, puesto que las mismas habían sido declaradas espurias (es decir, prueba que no puede ser utilizada en el proceso penal, por no haberse recabado legalmente)".

Sin embargo; la Fiscalía, la cual acusa a Hilje del delito de violación de datos personales, alega que existen otros tipos de prueba, como la testimonial, para llevar el caso a juicio, por lo que apeló la resolución. Dicha impugnación se está resolviendo en una audiencia que inició la mañana de este martes.

"En la audiencia de apelación, la Fiscalía está alegando que efectivamente existe un delito de violación de datos personales, mismo por el cual se acusó al imputado Hilje Castillo, así mismo, está solicitando que, en lugar de la devolución al acusado de la prueba denominada como espuria, esta sea destruida de la evidencia que se había decomisado, en virtud de la clase de contenido que tiene", indicó el órgano acusador del Estado tras consulta de AmeliaRueda.com.

El hallazgo de la cámara en el baño de mujeres se dio el 14 de diciembre de 2015 por la funcionaria Paola Martínez, quien labora como técnica judicial en los Tribunales de Heredia. Precisamente ella es quien figura como ofendida en la causa 15-005815-0059-PE.

Luego de que apareció la cámara en el baño, al funcionario le allanaron la casa, la oficina y el vehículo, donde se encontró material con contenido pornográfico.

Martínez y un grupo de funcionarias judiciales se manifestaron en contra de la devolución de la prueba. Ellas colocaron una serie de carteles en las paredes de los tribunales para expresar su descontento.

"Todas las mujeres del edificio han estado al tanto de la situación porque hay una gran presunción de que fueron grabadas. En el momento en que yo me entero que se dicta el sobreseimiento y devolución de la prueba decomisada hay una gran indignación por parte de las mujeres y yo me sentí desamparada", expresó Martínez en declaraciones a este medio.

Ella agregó: "Yo soy el rostro de ese día, pero hay una magnitud que no sabemos hasta donde llega tanto en tiempo como en cantidad de víctimas que este señor acostumbraba a grabar en el servicio sanitario".

En la apelación también presentó una coadyuvancia el Instituto Nacional de la Mujer (Inamu).