La casa del Mambo

Club Sport Herediano 3 - Puntarenas Fútbol Club 1

Goles: Víctor Núñez (28”), Yosimar Arias (64”), Minor Díaz (86”), Raymond Fernández (88”)

Una modesta asistencia en las gradas del Eladio Rosabal fue testigo del segundo triunfo florense en el Torneo de Verano, frente a un Puntarenas FC que opuso poca resistencia.

El Herediano fue dueño de la cancha, del balón y de la vocación ofensiva. Sobre todo en el primer tiempo, en el que los chuchequeros llegaron -por momentos- a plantarse con línea de cinco de atrás y un solitario Daniel Quirós exiliado adelante, sin balones y sin amigos, como si cumpliera un castigo.

Volvió a su casa el Mambo Núñez y Luis Diego Cordero debutó en suelo herediano. Ambos tuvieron papeles protagónicos en el encuentro, alimentados por el guión de Yosimar Arias.

Es fácil describir la primera mitad. Digamos que Puntarenas llevó la bola y el CSH puso el fútbol. En una noche cruzada ráfagas de baja temperatura, el 19” Yosimar entraba a la cocina de Puntarenas y, ya casi cantando el gol, Francisco Flores salvaba a Puerto del primero.

Al 28”, un servicio de Cordero desde la derecha es rebotado mal por el guardameta Bolívar frente al jugador menos indicado. Mambo regresó al gol en su estadio, el primero de la velada y 202 de su carrera.

Puntarenas no solo no reaccionó, el CSH levantó el nivel de juego y se propuso más toque y más elegancia. El subcampeón tuvo momentos de gran lucidez futbolística que fueron remunerados desde la tribuna

Así terminó la primera mitad. A los camerinos se fueron con la ventaja mínima en un partido en el que el control era máximo.

El segundo tiempo mostró a un Herediano que quiso repetir la fórmula de los primeros 45” pero frente a un un Puntarenas que tenía otra idea

Así mejoró el partido, el espectáculo. La intención chuchequera desordenó un poco la estructura florense; Daniel Quirós ya no fue el electrón solitario en punta, empezó a tener contacto con sus compañeros.

Pero los locales se reafirmaron cuando Keylor Soto habilita a Mambo y este se la sirve a Yosimar. Herediano 2, Puntarenas 0, minuto 64.

Con el marcador de su lado, los florenses no se tiraron atrás ni bajaron la guardia pero sí recibieron la respuesta puntarense. Cunningham apareció en el partido, sumando su nombre al de Quirós.

El guardameta Bolívar tuvo una noche de pesadilla, y al 79 deja pasar un balón que le roba en la línea de fondo Minor Díaz. Fue el anuncio de lo que vendría. Al 86”, Mambo le sirve la mesa a Díaz que, achicado por Bolívar, coloca de taquito en la red chuchequera.

Dos minutos después, en un tiro de esquina desde la izquierda, Raymond Fernández marcó el único gol del PFC, un cabezazo picado al poste contrario, como lo indica el manual. Su equipo se volcó sobre el territorio de los locales pero con el reloj a punto de detenerse. Ya para qué.