La hora en que San José se detuvo para dedicarla a la prevención

#galería​Simulacro transcurrió en forma ordenada y controlada, según autoridades.

Las alarmas suenan en las oficinas de un banco, luego en otro y en otro. De inmediato, gente uniformada y con cascos dirige a los empleados a un sitio seguro, mientras afuera, brigadistas trabajan en estabilizar a un supuesto accidentado.

La escena se repitió en decenas de edificios de la capital y aunque pareciera una tragedia, fue parte de un simulacro catalogado como ordenado y controlado. La táctica tardó una hora (de 10 a.m a 11 a.m. de este jueves ) tiempo invertido en la prevención para saber cómo actuar en caso de una emergencia verdadera.