La OTAN pide envío de observadores internacionales a Ucrania

La OTAN pidió el domingo el despliegue de observadores internacionales en Ucrania para resolver la crisis pacíficamente, y exhortó a Rusia a retirar sus tropas, al mismo tiempo que mantuvo abierta la puerta al diálogo con Moscú.

Asimismo, pidió el envío de observadores internacionales a Ucrania, bajo los auspicios del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas o de la OSCE (Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa).

El anuncio se produjo al cierre de una reunión de urgencia, de casi ocho horas, de los 28 embajadores de los países de la Alianza Atlántica, dedicada a la crisis ucraniana. Una parte de la reunión se desarrolló en presencia del representante de Ucrania, país con el que la OTAN firmó una asociación.

"Hacemos un llamamiento a ambas partes para buscar de inmediato una solución pacífica a través del diálogo", dijo el Secretario general de la OTAN, el danés Anders Fogh Rasmussen. "Condenamos la escalada militar rusa en Crimea", añadió. Pedimos que Rusia "respete sus compromisos internacionales, retire sus tropas y no interfiera en otros lugares en Ucrania".

Rasmussen subrayó asimismo que la Alianza Atlántica busca dialogar con Rusia por medio de su principal instrumento de cooperación, el Consejo OTAN-Rusia.

El representante de Ucrania, Igor Dolgov, sostuvo que los llamados a Rusia "no han ayudado mucho hasta ahora". "Pienso que se trata de un inicio" de medidas que "podrían ayudar a disminuir las tensiones", apuntó.