La saprihora en contra

Deportivo Saprissa 1 - Club Sport Herediano 1

Goles: Carlos Saucedo (32”), Yendrick Ruiz (87”)

El Deportivo Saprissa dejó escapar la oportunidad de apropiarse del liderato de Torneo de Verano. Con un triunfo, la matemática lo dejaba como líder Torneo de Verano 2014, con ventaja de diez puntos cuando quedan seis por disputarse. Eso parecía que iba a suceder hasta el minuto 87, cuando Yendrick Ruiz, apenas notado en el partido hasta ese momento, coló el balón en el arco de Michel.

Saprissa, en casa y de líder, llegó sin mayores preocupaciones al encuentro. El Club Sport Herediano, con la presión de sacudirse de una seguidilla de derrotas y caída de rendimiento que le puso el fin del torneo cuesta arriba.

A los 15 minutos de iniciado el juego ya se contaban varias tarjetas amarillas, dato que se señala sólo porque luego tuvo consecuencias para los florenses.

El partido de Saprissa fue el primer tiempo. Sin necesidad de una ventaja clara en la posesión del balón, que la tuvo, parecía manejar el partido hasta cuando el Herediano trataba de armarse saliendo desde atrás. Yeltsin generaba juego a Russell y Colindres, Arauz ganaba sus duelos. Las opciones eran de Saprissa. La ansiedad, del Herediano


La anotación de los morados llegó como el desenlace natural de lo que se veía en la cancha. Una pelota que Jordan bombeó al área y que rebotó el guardameta Moreira.

Carlos Saucedo, que sigue demostrando las razones de su contratación, estaba donde tenía que estar para empujarla de cabeza a la red de la visita. Minuto 32.

Saprissa no aflojó la ofensiva y también respondía atrás a las pocos avances del Herediano. Antes de finalizar el primer tiempo, en una jugada innecesaria, Keylor Soto recibió la segunda amarilla dejando a los florenses en una situación más que adversa, por decir lo menos.

Pero el segundo tiempo no fue lo que se esperaba. Los morados multiplicaron por menos uno el fútbol de la primera mitad. La superioridad numérica, en marcador y jugadores, no fue capitalizada.

El DT Méndez echó mano a variantes ofensivas (Ismael Gómez, Leandro Barrios y Verny Scott) que le dieron resultado, si bien ayudado por lo que parecía una desidia o conformismo de los tibaseños.

Al 41, en una salida de dos toques, Leandrinho estuvo a punto de anotar, obstaculizado por un excelente achique de Michel.

Seis minutos después, Yendrick Ruiz, apenas visto en el partido, anotó en segundo balón un empate que silenció a los tibaseños y que le dio un tanque de oxígeno a los florenses