La socialista Anne Hidalgo conquista la alcaldía de París

La socialista Anne Hidalgo, hija de inmigrantes españoles, conquistó la alcaldía de París en las elecciones municipales de este domingo en Francia, convirtiéndose así en la primera mujer al frente de la capital francesa, según estimaciones al cierre de las urnas electorales.

"Ha sido la victoria de los valores republicanos, de la autenticidad, de la izquierda fiel a sí misma y eficaz en su acción", dijo Hidalgo tras la victoria y aseguró ser "consciente del desafío que representa" ser la primera mujer a la cabeza de la capital francesa.

Hidalgo, que nació hace 54 años en la localidad gaditana de San Fernando, en el sur de España, se impuso con el 54,5% de los votos a su rival de derecha, Nathalie Kosciusko-Morizet, según una estimación de los institutos Ifop y Sas.

Junto a Ana Botella, alcaldesa de Madrid, o Carolina Tohá, alcaldesa de Santiago de Chile, Hidalgo se convierte en una de las pocas mujeres del mundo que dirigen las capitales de sus respectivos países.

La alcaldesa electa de París, que dejó con dos años de edad la España franquista para instalarse con sus padres obreros en la ciudad francesa de Lyon, hizo alianza para esta segunda vuelta con los ecologistas, compañeros de gobierno de los socialistas a nivel nacional.

Esa alianza le permitirá dirigir la Ciudad Luz, tras una primera vuelta desfavorable, en la que su rival, cercana al expresidente Nicolas Sarkozy, fue la más votada.

Exinspectora de trabajo, Hidalgo entabló una estrecha colaboración con Delanoë, que tras ser reelegido en 2008 la convirtió en número dos de la alcaldía y en 2009 la designó como su sucesora.

La victoria en París es uno de los pocos consuelos del partido socialista francés en las municipales, que sufrió en el resto del país una dura derrota frente a la derecha, alimentada por la impopularidad del presidente François Hollande.