No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

"La solución del problema de la violencia no es solo policial, es estatal, es social", afirma OIJ

Walter Espinoza criticó el actual sistema judicial 

Casi dos homicidios violentos se dan al día en el país desde que inició 2018, un 70 por ciento de ellos son con armas de fuego, una realidad que disparó la preocupación del director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Walter Espinoza; sin embargo, desde su punto de vista, la solución a esta problemática no solo corresponde a los órganos policiales.

"La solución del problema de la violencia no es solo policía, es estatal, es social, es de muchos factores, de la presencia de muchas personas, de muchos intereses, de la parte familiar, de la parte de vivienda, de la parte laboral y de muchos esquemas que yo estoy seguro que el Estado costarricense puede resolverlos y tratar de disminuir los niveles de violencia", comentó Espinoza este lunes en el programa radiofónicoNuestra Voz.

Uno de los principales objetivos del OIJ es que los grupos organizados no se "escapen" de los lugares en que se encuentran, porque esto podría significar una situación aún más "epidémica".

Espinoza destacó que el ciudadano debe conocer que existen sanciones para determinados comportamientos, pero que las sentencias deben dictarse de forma rápida, est contribuirá, opinó, a crear consciencia sobre lo que implica violar la ley.

"Esa toma de conciencia es importante, es la disciplina, es la autoridad de la ley, es la manera cómo nos comportamos nosotros como costarricenses, es saber que hay normas, que deben respetarse ese grupo de normas y que esas normas se están aplicando. Eso tiene que llevarse a la población y nosotros tenemos ya que ir superando aquel concepto de aldea y saber que hay gente peligrosa, que hay gente que tiene que estar en la cárcel, que la ley penal es también para castigar y no solo para solo para resocializar y que la policía sola no va a poder", dijo.

El director del OIJ también criticó el actual sistema judicial nacional llamándolo "demasiado modosito (recatado o comedido)".