Eduardo Li obtiene libertad bajo arresto domiciliario a cambio de $5 millones

caso fifaLi permanecerá en el área de Nueva York, con un brazalete electrónico y monitoreo por circuito cerrado de televisión las 24 horas del día

El expresidente de la Federación Costarricense de Fútbol, Eduardo Li, logró este miércoles su libertad bajo fianza (en arresto domicilliario) a cambio de pagar $5 millones, tras un acuerdo con la Fiscalía de Estados Unidos.

En una audiencia en los tribunales federales de Brooklyn (sudeste), el juez Robert Levy aceptó el paquete propuesto por la defensa, que incluye $1,1 millones en efectivo y garantías de dos propiedades en Estados Unidos.

La fecha en que Li pueda abandonar la cárcel se definirá en una nueva audiencia, el 8 de marzo, cuando la defensa del costarricense deberá demostrar que se cumplieron con todas las disposiciones de la fianza.

Las condiciones del arresto domiciliario incluyen que Li permanezca en el área de Nueva York, con un brazalete electrónico y monitoreo por circuito cerrado de televisión las 24 horas del día. Además, entregó todos sus pasaportes al FBI.


El costarricense, vestido con camisa y pantalones verdes claros de presidiario, siguió la larga audiencia de unas dos horas y media sentado junto a sus abogados y traductora.

Al iniciar la audiencia, a la que asistieron los familiares de Li en los tribunales de Brooklyn, Nueva York, el exdirigente futbolístico tico ofreció como fianza de $1,1 millones inmediatos, $300.000 en efectivo y $800.000 de propiedades en Florida y Alaska.

"Tenemos un paquete mucho más sustancial", dijo abogado de Li al juez Robert Levy , al presentar la nueva oferta de fianza.

Un día antes, la fiscalía federal estadounidense rechazó la nueva oferta mejorada de liberación bajo fianza presentada por el expresidente de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefutbol).

En una carta enviada al magistrado Robert Levy, la fiscalía insiste en que la fianza sea de "$10 a $15 millones, con entre $5 y $7,5 millones en efectivo o con garantías de propiedades en Estados Unidos".

Durante la audiencia, el abogado de Li defendió utilizar una de las propiedades expuestas que se encuentra en Costa Rica como parte de la fianza, pero fue rechazada por el Tribunal.