No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Libertarios aumentan porción de deuda política para capacitaciones y organización

Porción de deuda política destinadas a gastos de organización y capacitación crecieron 11 puntos porcentuales

La Asamblea Nacional del Movimiento Libertario aprobó una reforma en su Estatuto, con el cual se permitirá un incremento en la tajada de deuda pública correspondiente a los fondos dedicados a la organización y capacitación política.

El cambio se avaló el 19 de noviembre, tan solo cuatro días después de que la Sala Tercera declaró sin lugar un recurso de casación presentado por el representante legal del partido que fungía como una apelación a una sentencia de octubre de 2015, que obligaba a la agrupación política a pagar ¢209 millones por estafar al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) mediante el cobro de capacitaciones ficticias en la campaña electoral de 2010.

Los libertarios modificaron el artículo 79 de su Estatuto, en el inciso K, que ahora reza: “Contribución del Estado, siguiendo lo dispuesto por la Constitución Política, y la legislación respectiva. De esa contribución del Estado se asignará un quince por ciento (15%) para gastos de organización y un cinco por ciento (5%) para gastos de capacitación y formación política”.

Así, los recursos destinados a la organización aumentaron en 13 puntos porcentuales, mientras que los de capacitación lo hicieron en 4 puntos porcentuales.

La moción para la reforma fue presentada por el tesorero rojiblanco, Carlos Herrera, y contó con el apoyo unánime de 64 partidarios, según las actas solicitadas por AmeliaRueda.com.

"Esta decisión la está tomando esta Tesorería, que con mucha responsabilidad, que con muchas ganas de hacer bien las cosas, queremos retomar las capacitaciones y esto no es para robarse absolutamente nada", indicó el funcionario en una entrevista vía telefónica con este medio.

Herrera explicó que desea que la agrupación vuelva a llevar a cabo capacitaciones en las que se profundice la filosofía y la teoría de la libertad como ideología política, así como los principios del Movimiento Libertario.

"Yo quiero hacer capacitaciones, yo quiero enseñarle a la gente la teoría de la libertad, yo quiero enseñar lo que es realmente este partido ideológicamente y como hemos defendido durante más de 20 años a este país de atrocidades que se dan", manifestó el tesorero.

"Hay gente que una vez que se le explican los principios del partido dicen: bueno, yo en el fondo he sido libertario toda la vida y no lo he sabido", agregó.

Sobre los antecedentes de la agrupación en el manejo de gastos por capacitación y formación política, Herrera expresó que es necesario que se deje atrás esa página para que se haga un enfoque en la transparencia con la que ha sido administrada la Tesorería de los libertarios en los últimos cuatro años.

"Los estados financieros son públicos, cualquier persona puede ir a ver cómo se gastaron las platas para esas capacitaciones, como se dieron… yo no tengo ningún, pero ningún temor, de demostrar al Tribunal Supremo que lo vamos a hacer de forma transparente. Le repito, el partido en los últimos cuatro años ha actuado total y absolutamente transparente, al partido no se le ha cuestionado absolutamente nada", aseguró el funcionario.

La modificación también acrecentó el porcentaje destinado al pago de los costos de organización, que tiene que ver con gastos fijos de la agrupación.

Esos gastos fijos tienen que ver con el pago de salarios a empleados y obligaciones a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Justamente el 13 de noviembre, el secretario del Tribunal Electoral Interno (TEI) del Movimiento Libertario y candidato a una diputación por el sétimo lugar de San José, David Chacón, denunció un "problema económico" con los miembros del órgano que integra, así como funcionarios de la Casa Libertaria, colaboradores y proveedores, que surgió a partir de octubre del presente año.

Los mismos tenían que ver con el impago de tres quincenas que ascendían a los ¢10 millones, afectando a 9 empleados libertarios. Los atrasos fueron resueltos cuatro días después, luego de que estos trascendieran en medios de comunicación.