No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
    • VozYVoto.org
    • DataBaseAR.com

Llamado a la paz y respeto a democracia pide Carlos Alvarado a Nicaragua

Presidente electo también clamó por respeto a la libertad de expresión

El presidente electo de Costa Rica, Carlos Alvarado, hizo un llamado a la paz y al respeto de los mecanismos democráticos para solucionar la crisis que vive Nicaragua esta semana, debido a las violentas protestas producto de las reformas al sistema de seguridad social.

El próximo gobernante del país señaló que debe primar el diálogo para poder resolver la situación.

Alvarado señaló que hay que respetar principios como la libertad de expresión y tránsito para el pueblo nicaragüense.

Las protestas, que suman ya su segundo día consecutivo, han dejado como saldo tres fallecidos tras los enfrentamientos entre los manifestantes y las fuerzas policiales. Los medios de comunicación independientes además reportan serias represiones contra ellos e incluso algunos han sido sacados del aire por las autoridades.

El Ministerio de Relaciones Exteriores tico llamó este jueves al gobierno de Daniel Ortega a reconsiderar su posición sobre el cierre de medios de comunicación, luego que un canal de televisión denunciara el apagón de su señal por transmitir en vivo las reprimendas de fuerzas antimotines a las protestas contra la reforma al sistema de seguridad social.

La Cancillería de Nicaragua no recibió bien este pronunciamiento y llamó a Costa Rica a no entrometerse en la situación interna del país norteño.

"Las Políticas del Gobierno de Nicaragua no son competencia del Gobierno de la República de Costa Rica. Las particularidades de nuestra Política Interna y las circunstancias en que nuestro Gobierno toma Decisiones de Estado, no son competencia ni del Estado, ni del Gobierno de Costa Rica (sic)", expresó el ministerio nicaragüense por medio de una carta entregada a la Embajada costarricense en Managua.

La protesta fue convocada por estudiantes universitarios opuestos a los cambios que aumentan el monto de cotización a patronos y trabajadores e impone una deducción del cinco por ciento a la pensión de jubilados para atención médica.