Lucha contra el ébola reúne en Cuba a 12 presidentes latinoamericanos

acciones​Una terrible amenaza se cierne sobre nuestros pueblos, dice Presidente cubano

Mandatarios y ministros de Salud de 12 países de América Latina y el Caribe comenzaron a debatir este lunes en La Habana, Cuba, acciones conjuntas contra el ébola en la región, mientras el temor a la epidemia se extiende por el mundo.

Entre tanto, una mujer estadounidense aislada en un crucero por sospecha del virus dio negativo, tras exámenes realizados.

México y Belice no autorizaron el atraque del navío en el que viajaba la mujer.

"Una terrible epidemia se propaga hoy por los hermanos pueblos de África y nos amenaza a todos", dijo el presidente cubano, Raúl Castro, quien pidió evitar la "politización" del ébola, al inaugurar este cónclave de un día.

"Si esta amenaza no se frena en África Occidental, puede convertirse en una de las pandemias más graves de la historia de la humanidad", agregó el gobernante cubano.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, declaró que "es la salud la que nos convoca hoy aquí, frente a la epidemia del ébola que afecta a hermanos en África particularmente, y que se ha trasladado a países desarrollados".

"Venimos para de conjunto hacer una profunda evaluación y buscar cómo defender la vida, cómo se ha de salvar la humanidad", indicó por su parte el presidente de Bolivia, Evo Morales.

El cónclave de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), que agrupa a países con gobiernos de izquierda, se desarrolla en una isla que se ha puesto a la vanguardia de la cruzada contra el ébola, con el envío de 165 médicos y enfermeros a naciones afectadas de África, el 1 de octubre, y que mandará a otros 300 en los próximos días.

En la cumbre participan los nueve países del ALBA -Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Cuba, Antigua y Barbuda, Dominica, Santa Lucía y San Vicente y las Granadinas-, además de Haití, Granada y San Cristóbal y Nevis.

Estas tres naciones vienen participando en iniciativas de este bloque creado hace una década bajo el impulso del entonces presidente venezolano, Hugo Chávez, fallecido en 2013, aunque formalmente no son parte de él.

La cumbre busca "dejar un nivel de coordinación perfecto entre nuestros ministerios de salud, nuestras autoridades y científicos en la materia, para que nuestros países avancen frente a esta amenaza", dijo el presidente venezolano, Nicolás Maduro.

En America Latina y el Caribe no se ha detectado ningún caso de ébola.