Maduro instala, con ausencia de la oposición, un diálogo nacional

Con la ausencia de la opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD), pero con presencia de empresarios y otros representantes de sectores sociales y religiosos, el presidente de Venezuela instaló este miércoles un diálogo nacional de paz.

El encuentro fue en el Palacio presidencial de Miraflores y asistieron representantes religiosos, empresariales, intelectuales, diputados y gobernadores, principalmente del chavismo.

El líder opositor y excandidato presidencial, Henrique Capriles, le restó credibilidad al diálogo y desistió de participar en el tras calificarlo de "comparsa". "No se trata de ir al Palacio de Miraflores a tomarse una foto", afirmó.

Poco antes del diálogo, una manifestación de miles de mujeres vestidas de blanco salió de sus reductos del este de la ciudad, y protestó en forma pacífica contra la gestión gubernamental.

El régimen de Maduro también recibió el apoyo de un grupo de campesinos que dirigieron a la sede presidencial.