Malala, la niña sobreviviente a un ataque talibán, causa furor en Estados Unidos

La joven paquistaní Malala Yousafzai se ha convertido en un fenómeno en los Estados Unidos, tras su nominación al Premio Nobel de la Paz, galardón que no le fue otorgado para ser protegida de los ataques terroristas, según una televisora noruega citada por la agencia de noticias EFE.

Por ejemplo, durante su participación en el programa televisivo de ese país, The Daily Show, dejó mudo a su presentador, el cómico y satirista político Jon Stewart.

Durante la entrevista, Yousafzai habló sobre la llegada de los terroristas a su pueblo. Ella no pensó que los talibanes fueran capaces de agredir a una niña. “Me preocupaba más mi padre. Pero llegué a preguntarme ¿qué harías, Malala, si llegara un talibán? Lo golpearía con un zapato, pensé”, comentó la joven.

“Pero luego me dije, ‘si te encuentras con un talibán con el zapato en mano entonces no habrá ninguna diferencia entre tú y el talibán’, agregó.

"No se debe tratar a los demás con crueldad. Hay que luchar a través de la paz, a través del diálogo y de la educación".

A continuación, la participación de Malala en el popular programa estadounidense.

La joven Malala nació hace 16 años en Swat, Paquistán. Su vida transcurrió con normalidad -en un valle donde el régimen talibán prohibió la asistencia de niñas a la escuela- hasta que el 9 de octubre de 2012 fue víctima de un atentado de un grupo terrorista vinculado a los Talibanes. Malala estuvo internada en el Hospital Reina Isabel de Birminghan, en Inglaterra, hasta el 4 de enero de 2013, cuando le dieron de alta, luego de recibir un implamente de una placa de titanio y un dispositivo auditivo.

Yousafzai comenzó a tener notoriedad cuando a los 13 años explicaba su vida bajo el régimen talibán en un blog para la BBC bajo un pseudónimo. Luego, en 2009, participó, junto a su padre, en un documental (Pérdida de Clases, La muerte de la educación de la mujer), que mostraba las dificultades que enfrentaban las mujeres para educarse en esas áreas

La joven paquistaní también recibió el Premio Nacional de la Paz en 2011, el Premio Simone de Beauvoir, en 2013, y el Premio Sájarov, ese mismo año, por su lucha por la educación de las mujeres en ese país.

Además, la revista estadounidense Time le dedicó su portada al incluirla en la lista de las 100 personas más influyentes en el planeta. "El Talibán casi la convierte en un martir; consiguieron convertirla en un símbolo", describe la publicación.