Mandatario desmiente ofrecimiento de cargo diplomático a Procuradora

reacciónAfirma que el gobierno no pretende remover de su cargo a Ana Lorena Brenes

El presidente Luis Guillermo Solís desmintió este martes cualquier tipo de ofrecimiento a la procuradora general de la República, Ana Lorena Brenes, para que ocupe un puesto diplomático en el futuro.

El gobierno no pretende remover de su cargo a la Procuradora, ni ejercer presiones para que ella renuncie a su puesto, dijo Solís este martes en conferencia de prensa.

El mandatario aseguró que en una reunión con Brenes el lunes por la tarde en el despacho presidencial, en Zapote, le reiteró a la funcionaria que apoya su gestión y trabajo al frente de la Procuraduría General de la República. Agregó que también abordaron temas administrativos de la entidad.

La Procuradora y el viceministro de la Presidencia, Daniel Soley, tuvieron una reunión el martes de la semana anterior, debido a que la jerarca consideraba que existía un distanciamiento entre ambas instituciones.

De acuerdo con una publicación hecha este martes por el periódico La Nación, Soley le habría mencionado a Brenes la posibilidad de ocupar una embajada en el futuro, sin embargo, el Viceministro rechazó que la incitara a ella a renunciar al cargo.

AmeliaRueda.com intentó conversar este martes -vía telefónica- con Soley y la Procuradora, pero tras varias llamadas telefónicas no fue posible contactarlos.

Brenes fue ratificada en el cargo de Procuradora General de la República por los diputados el 19 de octubre de 2010 con 31votos a favor y 34 en contra.

A la Procuradora le faltan16 meses en el cargo. Su nombramiento concluirá en mayo de 2016.

Brenes encabezó dos resoluciones recientes en su calidad de asesora legal de la Sala Constitucional -como función de la Procuraduría- en las que emitió criterio en contra de dos decisiones del gobierno.

Primero, consideró inconstitucional el levantamiento del veto que hizo el presidente Solís a la ley que permite a los comerciantes de la Calle 13 Bis de San José permanecer en el lugar y seguir con su negocios, y en segundo lugar afirmó que el nombramiento del ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez, era contrario a derecho por su condición de obispo luterano.

En el segundo caso, a pesar del criterio de la Procuraduría, los magistrados de la Sala Constitucional resolvieron a favor de la decisión del Mandatario de nombrar a Jiménez en ese Ministerio.

El Presidente afirmó este martes que desconoce el contenido de la conversación que sostuvieron la Procuradora y el Viceministro de la Presidencia.

Solís dijo "a lo que me dediqué ayer cuando hablé con ella (con la Procuradora) fue a desmentir esa voluntad de parte del Presidente de la República", sobre el presunto ofrecimiento para que la funcionaria ocupe una embajada.