Mandatario: Interpelación de Ministro de la Presidencia en plenario por caso de Procuradora solo arrojaría "un escándalo de corto plazo"

reacción​Este lunes, por tercera ocasión, Luis Guillermo Solís baja tono a debate por ofrecimiento de embajada a Procuradora

El presidente, Luis Guillermo Solís dijo este lunes que "no hay nada nuevo que podamos sacar, más que un escándalo de corto plazo", en relación con el llamado que hicieron los diputados para que el ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez, comparezca ante el plenario legislativo este martes.

Solís afirmó que respeta la decisión de los diputados, pero que ya se realizaron tres comparencias en la Comisión de Control de Ingreso y Gasto, con la Procuradora, Ana Lorena Brenes, el exviceministro de la Presidencia, Daniel Soley, y el ministro de esa cartera, Melvin Jiménez.

Para el mandatario, ya se obtuvieron todas las versiones necesarias para la investigación y no hay nada nuevo que se pueda sacar del tema.

Solís afirmó que es tiempo de que este tema "no nos siga atrasando con temas importantes de la agenda nacional" y como lo enfatizó la semana anterior en la conferencia de prensa del Consejo de Gobierno, pidió pasar la página y dejar atrás el ofrecimiento de la embajada que presuntamente habría hecho Soley a la Procuradora General, Ana Lorena Brenes.

El Presidente comentó que el ministro Jiménez sigue en sus actividades normales coordinando los temas del Consejo de Gobierno, las relaciones con los diputados y las labores de coordinación interinstitucional que le corresponden.