Manifestación sindical de este jueves contó con poca participación

La manifestación sindical convocada para este jueves tuvo poca participación y leve impacto en servicios públicos de salud, así como en el tránsito. El mayor impacto se reportó en escuelas y colegios estatales.

Según la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), solo un 1 por ciento de sus empleados (1.104 personas) se sumó a las protestas. De las 13.125 citas previstas para este día, solo 336 se cancelaron (un 2,56 por ciento), mientras que de 167 cirugías programadas se suspendieron 35 (un 21 por ciento).

El Ministerio de Educación Público no cuantificó el impacto de la huelga, pero la Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza (APSE) y la Asociación Nacional de Educadores (ANDE), estimaron que las lecciones se suspendieron en más del 70 por ciento de colegios y en un 90 por ciento de las escuelas.

De acuerdo con la Policía de Tránsito aseveró que el impacto en las rutas nacionales fueron pasajeras, pero en varios puntos. El jefe de operaciones de la Policía de Tránsito, Edmer Fallas, señaló que los principales problemas se presentaron en:

*Liberia y Nicoya (en Guanacaste)

*Ruta 23 (Puntarenas-Caldera),

*Vías aledañas al Aeropuerto Juan Santamaría (Alajuela)

*Cercanías de la Universidad Nacional (Heredia)

*Centro de Pérez Zeledón

*Avenida Segunda (San José)

*Fuente de la Hispanidad

*Casa Presidencial.

La división entre los sindicatos que participaron y la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP, ausente en la marcha) diezmó las protestas de este jueves.

Así lo señaló el dirigente de APSE de Santa Ana, John Vega.

John Vega, dirigente sindical de APSE en Santa Ana.

Por su parte, la Secretaria General Adjunta de la Unión Nacional de Empleados de la Caja Costarricense del Seguro Social (Undeca), Martha Rodríguez, criticó lo que llamó un aumento "exponencial" de salarios y comparó este incremento con el asignado a los trabajadores de la CCSS, el cual estimó en 430 colones mensuales.

Martha Rodríguez, secretaria general adjunta de UNDECA.

La marcha de este jueves dio inicio desde las 8:30 de la mañana y avanzó a Casa Presidencial, donde a las 11:45 llegó el último bloque conformado por los agremiados de la APSE. La movilización se caracterizó por encendidos discursos, música protesta y panfletos repartidos por el Partido Revolucionario de las Trabajadoras y los Trabajadores (PRT), en los que llaman a no votar en las elecciones de la próxima segunda ronda del 6 de abril.

El presidente de la ANDE, Gilbert Cascante, comentó al llegar a la sede del Gobierno que la principal exigencia que hace su agrupación a la administración de Laura Chinchilla es el establecimiento de una fórmula de incremento y reajustes salariales.

Entre otras demandas hechas durante las marchas, los sindicatos criticaron el aumento de las tarifas eléctricas, el monopolio de Riteve para la revisión técnica vehicular, la concesión del puerto de Moín a la firma holandesa APM Terminals, el alza en el costo de los peajes a Autopistas del Sol en la ruta a Caldera y el pago de $35 millones a la empresa brasileña OAS por la fallida concesión de la carretera a San Ramón.

Gilbert Cascante, presidente de ANDE.