No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

¡Muchas gracias!

Hemos notado que nos visitas regularmente, por lo que nos interesa conocer tu opinión de que mejoras podemos realizar.

Juicio doctora Cedeño.

"Brutalidad" en asesinato de doctora Cedeño "supera todo lo imaginado", dice abogado de la familia

Debate por crimen de anestesióloga continuará este viernes

La “brutalidad” con la que fue asesinada la doctora María Luisa Cedeño, el 20 de julio del 2020 en el hotel La Mansión Inn en Quepos, Puntarenas, “supera todo lo imaginado”, considera Juan Marco Rivero, abogado de la familia de la anestesióloga.

Luego de escuchar las declaraciones de los dos primeros testigos del caso, el abogado defensor de la querella dice que lo narrado por el especialista en la escena del crimen Ronny León y la patóloga Silvia Fernández resulta impactante.

“Desde el punto de vista de apreciación como abogado de la familia de la doctora Cedeño es impactante. Podríamos decir que desde el punto de vista humano ha sido devastador. El grado de violencia y brutalidad que se produjo en el caso del asesinato de la doctora Cedeño, supera todo lo imaginado”, afirmó este jueves el abogado a AmeliaRueda.com.

Este miércoles, en su último día de su interrogatorio, el funcionario judicial Ronny León declaró ante jueces del Tribunal Penal de Quepos, que fueron los trabajadores del hotel La Mansion Inn quienes vieron por primera vez el cuerpo fallecido de la doctora, en la habitación tres de ese comercio.

“Los encargados del hotel llegaron a mediodía y tocaron la puerta principal (de la habitación donde la médica se hospedaba). Como no se obtuvo respuesta, dieron la vuelta por el sector trasero (de la habitación), ingresaron por ese sector, y llegaron a la puerta trasera la cual se encontraba entreabierta y con las ventanas cerradas. Entonces uno de los funcionarios corre las cortinas un momento y ve que el cuerpo de la doctora se encuentra en la cama y ve mucho desorden. A raíz de eso se retiraron del lugar y dan aviso de la situación”, narró León a los jueces.

“El cuerpo de la doctora se apreciaba desde la puerta. La puerta estaba entreabierta, las ventanas sí estaban cerradas pero era nada más de abrirlas un poco”, agregó.

Posterior a su declaración, la patóloga responsable de analizar el cuerpo de la doctora Cedeño inició su intervención, en la cual aportó pruebas como fotografías donde se observan los múltiples golpes que recibió la doctora al ser, supuestamente, atacada por los tres hombres detenidos: Teodoro Herrera Martínez, Luis Carlos Miranda Izquierdo y Harry Jacobus Bodaan (dueño del hotel).

Silvia Fernández argumentó que la golpiza propinada a la doctora provocó ”algún tipo de trauma” que produjo que dos vértebras se movieran de lugar, se luxaran y produjeran un fallo respiratorio, lo que provocó la muerte de la anestesióloga.

La patóloga declaró también que la doctora presentaba hematomas en ojos, mentón, nariz, orejas y labios; así como en las extremidades superiores, inferiores, el abdomen y la tiroides.

A opinión del abogado Juan Marco Rivero, los dos primeros testigos del debate demuestran la existencia de un hecho doloso en la muerte de la doctora. “Le corresponderá a los miembros del tribunal, la asignación del valor probatorio que ellos consideren que se le debe dar a las pericias, eso es de resorte exclusivo del tribunal”, aseveró Rivero.

Del otro lado

El abogado Hugo Navas, representante legal del administrador del hotel La Mansion Inn, Harry Jacobus Bodaan, también considera atroz el crimen de la doctora Cedeño; sin embargo, afirma que con lo dicho hasta ahora, su cliente quedaría absuelto.

“Hago un balance bueno porque, hasta ahora, no hay nada contra él (Bodaan). El oficial del OIJ habló días pasados sobre un supuesto mordisco, pero un mordisco sin ADN es una prueba no exacta que no sirve para condenar a alguien. Es extraño que en una escena del crimen no aparezcan huellas, suelas de zapatos de más allá que de una persona. No hay de nadie más”, declaró este jueves ante consulta de este medio.

“Si al final todo se mantiene como está y no sale nada nuevo, mi cliente es absuelto. Es la fe que tengo yo y lo que puedo concluir con las pruebas que hay hasta ahora en contra de mi representado”, apuntó Hugo Navas.

Sobre lo expuesto este miércoles por la tarde por la patóloga forense, mencionó que lo dicho y mostrado en la sala de juicio constata lo atroz del crimen.

“Un tribunal para condenar necesita más pruebas, mucho menos condenar a una persona por un crimen tan atroz, porque lo que le pasó a ella (la doctora) no tiene nombre. Es algo muy grave. Lo dije al inicio de este juicio (el 1 de setiembre anterior), si el más leve indicio me indica que mi representado está metido en esto, renuncio a la defensa, porque de que fue atroz este crimen, fue atroz y no voy a solapar un crimen de esos”, aseveró el abogado del empresario y dueño del hotel donde sucedieron los hechos.

El juicio por la muerte de la doctora Cedeño se retomará este viernes en el Tribunal Penal del Segundo Circuito Judicial de San José, en Goicoechea, a partir de las 8:00 a.m., con la continuación de la declaración de la patóloga Fernández.