Bodas simbólicas enmarcan presentación al Congreso de proyecto de matrimonio igualitario

ProyectoColectivo Frente por los Derechos Igualitarios pedirá al Poder Ejecutivo que convoque el proyecto a las actuales sesiones extraordinarias

Ariela Muñoz y Andrea Gómez fueron la primera pareja de unas 10 parejas que este jueves contrajeron matrimonio -aunque fuera sólo de manera simbólica- en las afueras de la Asamblea Legislativa.

La fecha escogida va a tono con su demanda. Este 10 de diciembre se celebra el día internacional de los derechos humanos y un grupo de organizaciones civiles pide que cese la discriminación por su preferencia sexual y se les permita esta unión.

Horas antes, Frente por los Derechos Igualitarios (FDI), que aglutina a diversas organizaciones y activistas de la sociedad civil, presentó un proyecto de ley de matrimonio igualitario, que busca hacer valer una disposición de la Corte Suprema de Justicia, que en 2010 ordenó al parlamento legislar sobre la unión de personas del mismo sexo.

La iniciativa cuenta con el respaldo de 12 diputados del PAC, PLN y Frente Amplio.

"Este proyecto viene a proteger legalmente la vida en común de las parejas del mismo sexo, con los mismos derechos y deberes que cualquier otra pareja", manifestó la abogada Larissa Arroyo, del FDI, al presentar la iniciativa.

El FDI apuesta por este texto para sustituir el proyecto de Ley de Sociedades de Convivencia, que aseguran no les otorga a plenitud los mismos derechos de los que gozan las parejas heterosexuales. Además, pedirán al Poder Ejecutivo que lo convoquen en el actual período de sesiones extraordinarias que inició el 1 de diciembre y concluirá el 30 de abril de 2016.

Al acto simbólico acudió la futbolista costarricense Shirley Cruz, que dio un decisivo apoyo a la iniciativa. "En algún momento el país va a tener que crecer", dijo.

"Es hora que como diputados honremos el trabajo de la sociedad civil y avancemos en el reconocimiento de los derechos humanos", expresó la legisladora Marcela Guerrero, del gobernante Partido Acción Ciudadana, en la presentación de la iniciativa.

En el Congreso el proyecto podría enfrentar la oposición del bloque de los minoritaios legisladores evangélicos, que han impedido cualquier intento de legislar en esta materia.

En noviembre se reveló que dos mujeres pudieron casarse por un error de registro, en el que una de ellas aparecía inscrita como hombre.

La divulgación del caso de las jóvenes Laura Flórez-Estrada y Yazmín Elizondo motivó una rápida acción del Registro Civil que corrigió el error y entró con una acción penal contra la pareja y el abogado Marco Castillo, quien las casó, al considerar que cometieron un delito al aprovecharse del equívoco.

La representante de la FID recordó que Costa Rica es signatario de la Convención Americana de Derechos Humanos, que prohíbe cualquier forma de discriminación.