Medio boleto

#BajoRendimiento​Perdiendo en Fello Meza, Cartago irá a Heredia a jugar con la cancha inclinada

Club Sport Cartaginés 2 - Club Sport Herediano 3

Goles: Yendrick Ruiz (6”) , Víctor Nuñez (8”), Yendrick Ruiz (81”)

Jameson Scott (63”), Kevin Vega (91”)

Algo andaba mal desde el inicio en el Fello Meza. Iba a comenzar el partido y había extensos claros en varios sectores de las graderías. Una semifinal a la que el equipo local sale a la cancha y recibe un mensaje. Una parte de los seguidores del Cartaginés prefiere no exponerse al riesgo simple del deporte.

Luego vino también la bruma, como efecto dramático.

Se jugaba no solo el primer partido de las semifinales. Era el duelo de rivales que han convertido sus encuentros en el segundo clásico del fútbol nacional. Sumemos, sí, el boleto a la final, la posibilidad de cerrar un torneo con la etiqueta de campeón.

El estadio tenía que llenarse.

El Herediano salió a la cancha con línea de cinco, y Núñez y Ruiz adelante, apostando Jafet Soto por su romance con el gol.

Claudio Ciccia, que parecía haber encontrado su estrategia, las sociedades de sus jugadores, en los últimos partidos del Cartaginés, tuvo una noche difícil de olvidar. En el segundo córner de los florenses, Larín le puso con la zurda un balón a Ruiz, a la cabeza, para que la conectara desmarcado y silenciara al Fello Meza. Era apenas el minuto seis.

Dos minutos después, el mismo Yendrick Ruiz, en media cancha, filtraba un pase al Mambo Núñez que entró al área, se la acomodó con el pecho en la derecha y peinó con vaselina al arquero Gómez. Era difícil de creer pero ahí estaba Núñez celebrando el segundo del Herediano antes del minuto 10. El visitante intratable.

El Club Sport Cartaginés tardó en reaccionar pero se fue reconstruyendo. Condega y Lezcano son dos futbolistas notables, entregados, inteligentes y adictos al grito de gol. Las peleaban todas. Carlos Johnson, otro hombre valioso en la casa de los cartagos.

No sería hasta el segundo tiempo que los brumosos lograron meter al Herediano en su mitad de la cancha. Y lo hicieron con velocidad en las laterales, sí, pero sobre todo con ganas de no perder como estaban perdiendo el partido.


Cambronero, en el arco rojiamarillo, empezó a trabajar. Ataques brumosos que obligaban a faltas y jugadas de balón parado. Así llego la pena máxima por mano de Montero en el área. El gol de Scott, insigne desde el punto de penal.

Resucitaba la afición local y empujaban a su equipo hacia el empate. Pero Heredia, que se había reducido al recurso del contragolpe, logró meterle un balón a Pedroza (había entrado por Larín), Johnson lo alcanzó y botó dentro del área (estaba adelantado). No hubo banderilla, se pitó penal y cayó de nuevo el peso de la historia sobre los locales. Yendrick anotó.

Kevin Vega recortó ya en tiempo de reposición. Desde casi otro país, un remate potente que le picó antes a un Cambronero que lució, en este remate, atolondrado.

En Heredia se cerrará esta serie que se le puso cuesta arriba al Cartaginés.