Mejor dar que recibir

Club Sport Herediano 0 - Liga Deportiva Alajuelense 0

Serie penales: CSH 3 - LDA 5

La Liga Deportiva Alajuelense repitió la historia y selló su señorío sobre el Club Sport Herediano en finales. Cristian Oviedo silenció a la ciudad de Heredia con el penal que sepultó un campeonato casi perfecto del los florenses.

El Macho Ramírez derrotó, en segunda fecha de la serie final, a su colega Marvin Solano. Demostró más espuela y más cabeza fría que Solano, que a esta altura debe de estar todavía tachando nombres para la lista de lanzamientos de penal.

El Eladio Rosabal Cordero, con graderías apretadas, recibió con bengalas y papel a los dos equipos de los que quedaría sólo uno en pie al final de la noche

Ya al minuto 20 estaba claro que se jugaba el tercer tiempo del partido del lunes anterior, el de ida. La Liga Deportiva Alajuelense, muy efectiva en el control del partido, neutralizó el ataque de los hombres clave del Herediano, pero a la vez generó poco juego que se pareciera al fútbol. Cabeza fría, todo bajo control.

Por otro lado, el Club Sport Herediano se veía desubicado, impreciso, con muchas ganas, pero claramente impotente ante el planteamiento de los rojinegros. Las grietas que se abrieron en el edificio rojiamarillo el lunes pasado se empezaron a ensanchar. En dos partidos, el Macho Ramírez y sus hombres lograron poner a jugar al Club Sport Herediano un fútbol que no había empleado en todo el campeonato. Ramírez condujo a 22 hombres en la cancha.

Atacando de sur a norte en el primer tiempo, la Liga apostó por desdibujar a Yosimar Arias en la primera parte. Y lo logró. El ataque constituyó en algunos desdobles por costados y pelotazos al hondureño Jerry Palacios, ese nombre que siempre pone a temblar a cualquier defensa. Alonso acompañando a Palacios y Sánchez metiendo la chancleta por la banda izquierda.

En el lado florense, Verny Scott y Myrie por la derecha, y Francis y Anllel por la izquierda fueron aplastados por ese comando de retaguardia dirigido por Porfirio López y Johnny Acosta.

Al 32”, los libros contables del partido decían esto: tiros a marco: LDA 1, CSH 0.

Minutos después, los manudos terminaron encimando a los locales y Palacios estuvo presente en todas las jugadas que se pudieron acercar a un gol.

Al final del primer tiempo de un partido sin emociones, donde un equipo apostaba por el congelador (LDA) y el otro regresaba a una adolescencia deportiva (CSH), los que nos estábamos en la cancha habíamos abandonado toda esperanza en el fútbol local.

El segundo tiempo cambió un poco el devenir del último partido del Torneo de Invierno. A los 45 segundos de iniciado, Yosimar recibió de Scott el final de una jugada que había iniciado él en el terreno medio y cabeceó entre dos hombres. Pemberton resolvió. Empezaba una segunda mitad que tuvo eso que a los periodistas deportivos les encanta llamar “mayor volumen de fútbol”.


Venegas sonó más en el ataque de los rojinegros y del lado florense Scott, aunque quizás en su peor partido del año, apareció en la cancha.

Guzmán tuvo el gol de la Liga al 65”, pero ya el partido era un ida y vuelta y Scott, que recibía pase de taquito de Olman Vargas.

Conforme se acercaba el final de los 90 minutos, hizo combustión el carburador de Yosimar. Pero ya era muy tarde. Los últimos 10 minutos fueron de un Herediano insidioso sobre el área manuda,pero sin llegar al gol. Lo que es lo mismo que no atacar.

Ramírez veía el reloj y pedía tiempo, sabiendo que había manejado a los 22 hombres de la cancha y que ahora metía el partido en su territorio.


Para la psique florense, tiempos extra significa penales. Y penales contra la Liga significa lo que sucedió un rato después. Ramírez sacó la carta de Oviedo hacia el final del segundo tiempo extra, porque es el hombre seguro desde el punto de los francotiradores. Solano, como ya se dijo, debe seguir -a esta hora- poniendo y tachando nombres en su lista de tiradores.

No hay mucho que decir de los tiempos extra. Todo era ya LDA sabiendo esperar y un Club Sport Herediano volcado sobre el terreno contrario, pero sin verdaderas opciones de anotar. El edificio empezaba a derrumbarse ante la vista y paciencia de un estadio lleno.

Llegaron los penales y la Liga tuvo el respaldo de su historia. Porque en el fútbol no juegan solo los jugadores que están en la cancha. Juega la historia de una institución. La alineación de este domingo es sólo un eslabón en la larga cadena de un equipo.

La Liga Deportiva Alajuelense tiene hoy 29 campeonatos a su favor, empatando al Deportivo Saprissa. Los sigue, todavía de lejos, el Club Sport Herediano con 23.