México declara alerta ante cercanía de huracán Odile

riesgo​ Se han habilitado 164 refugios con capacidad para 30.000 personas en el pacífico mexicano

El gobierno mexicano declaró en alerta la Península de Baja California (noroeste) ante la cercanía del poderoso huracán Odile, que podría tocar tierra en categoría 4 en las próximas horas, informó este domingo el director de la Comisión Nacional del Agua, David Korenfel.

"La alerta climática es para toda la Península de Baja California para las próximas 24 horas por lo menos", añadió.

Odile alcanzó este domingo la categoría 4, de un máximo de 5 en la escala Saffir-Simpson.

A las 15:00 GMT se encontraba 365 km al sur-sureste de Cabo San Lucas, Baja California Sur (noroeste) y 425 km al oeste-noroeste de Manzanillo, Colima (oeste) y se desplazaba con vientos sostenidos de 215 km/h y rachas de 260 km/ hacia el noroeste a 22 km/h, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos.

Sin embargo, desde su formación como tormenta tropical en días pasados, el fenómeno "ha tenido una trayectoria errática; ha modificado su patrón de avance tanto en velocidad como en ruta en las últimas horas y ha hecho un giro" que lo ha acercado "peligrosamente" a territorio nacional, explicó el funcionario.

Juan Manuel Caballero, coordinador del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) dijo que el huracán podría tocar tierra en Los Cabos, uno de los principales destinos turísticos del país, pero no se descarta que "se pueda meter al Golfo de California", por lo que protocolos de seguridad también se han activado en los estados de Sinaloa, Nayarit y Colima.

"Podría acercarse o tocar tierra como categoría cuatro en Los Cabos", indicó Caballero en la misma conferencia de prensa.

El director de Protección Civil Nacional, Luis Felipe Puente, aseguró que la ocupación hotelera en la zona es baja, aunque aún así los hoteles tienen la instrucción de habilitar refugios en sus instalaciones.

Pero preocupa más a las autoridades mexicanas los habitantes de zonas costeras, para quienes se han habilitado 164 refugios con capacidad para 30.000 personas, prosiguió Puente.

Los primeros traslados de pobladores de zonas vulnerables comenzaron la mañana de este domingo, dijo el funcionario.

Además, casi un millar de elementos de la Marina Armada de México han sido desplazados a varios puntos de Baja California Sur para atender a la población y eventuales damnificados, así como maquinaria pesada para limpiar los caminos que pudieran sufrir deslaves, concluyó el funcionario.

Los funcionarios estiman que Odile comenzará a degradarse a tormenta tropical hacia el próximo miércoles.