No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Michael Soto recibe permiso de Corte para ejercer como ministro de Seguridad​

​Funcionario judicial podrá asumir cargo, sin dejar plaza en el OIJ, el próximo 8 de mayo

El jefe de la Oficina de Planes y Operaciones del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Michael Soto Rojas, recibió permiso de la Corte Plena para suspender sus labores en la Policía Judicial y formar parte del gabinete de Carlos Alvarado como ministro de Seguridad.

Con 19 votos a favor y dos en contra, los magistrados avalaron este lunes la solicitud realizada por Rojas, quien fue anunciado como titular de Seguridad el jueves anterior.

El permiso es sin goce de salario por un año con posibilidad de prórroga y rige a partir del 8 de mayo.

Soto, quien tiene 26 años de laborar en el OIJ, ha dirigido oficinas especializadas en fraudes, delitos contra la propiedad, secuestros, robo de vehículos y estupefacientes.

Además, como jefe de planes y operaciones se ha encargado de unidades especiales de análisis criminal, grupo táctico, supervisión e inteligencia criminal a nivel nacional.

A favor y en contra

El presidente dijo la Corte, Carlos Chinchilla, le dijo a sus compañeros que la semana anterior conversó con el presidente electo, Carlos Alvarado, quien le manifestó su interés en Soto y él le dijo que apoyaba la decisión de integrarlo al nuevo Gobierno.

“Él (Carlos Alvarado) me comentó que es una pieza importante para su gobierno y tiene relevancia porque la inseguridad ciudadana hay que combatirla con personas con conocimiento”, manifestó Chinchilla.

El jerarca de la Corte agregó: “Cuando se tata de un juez o un fiscal es diferente, porque el fiscal acusa y el juez juzga. En cambio la labor del OIJ es muy técnica”.

En contraste, un magistrado que votó en contra de conceder el permiso a Soto fue Paul Rueda, de la Sala Constitucional, pues alega que no le parece que funcionarios judiciales se desempeñen en puestos políticos, “porque eso atenta con la independencia judicial”.

“Decir que está mal que sea un juez o fiscal está bien, pero alguien del OIJ es gravísimo. Tanta independencia se le tiene que pedir al Ministerio Público como al OIJ”, enfatizó Rueda.

El también magistrado constitucional Fernando Cruz respondió que él no considera que la independencia judicial sea debilitada por este nombramiento; sin embargo, si está en contra de alguien que haya sido ministro vuelva a la Corte como fiscal general.

“Don Jorge Chavarría fue viceministro y lo nombramos fiscal general. Con don Jorge y don Celso aprendí la lección. A mí no me parece que alguien que haya sido ministro sea fiscal general, pero no estoy de acuerdo con una prohibición absoluta”, dijo.

Jorge Chavarría, fiscal de amplia trayectoria, estuvo en la cartera de Seguridad durante la administración de la liberacionista Laura Chinchilla, mas tarde fue elegido como cabeza del Ministerio Público; mientras que Gamboa - juez penal y fiscal adjunto- lo hizo tanto en ese Gobierno como en el de Luis Guillermo Solís; posteriormente fue nombrado magistrado de la Sala de Casación Penal.

El primero fue separado temporalmente de su cargo por supuestos vínculos con el caso del cemento chino (más tarde se acogió a su pensión); el segundo fue despedido de su cargo por los diputados el pasado 10 de abril.