No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Coronavirus
En Costa Rica

+
Nuevos
+
Fallecidos
Salón
0%
UCI
0%

¡Muchas gracias!

Hemos notado que nos visitas regularmente, por lo que nos interesa conocer tu opinión de que mejoras podemos realizar.

Artista tico irrumpe en paisaje electoral nica con afiches de migrantes disfrazados de Sandino

3000 afiches con 12 retratos de migrantes africanos, haitianos y cubanos aluden a su situación en muros y postes tapizados de propaganda política en Managua

De ellos no sabemos nada con certeza –ni sus nombres, edades o países de origen–, solo que están varados en la línea fronteriza entre Costa Rica y Nicaragua y que, en su mayoría, provienen de África, Cuba o Haití.

Sin embargo, ahora que la imagen de 12 de ellos cuelga en postes y paredes de Managua, con el emblemático sombrero de Augusto César Sandino sobre sus cabezas, el anonimato de los migrantes es mucho más elocuente.

La acción fue totalmente premeditada: llevarlos a Nicaragua a pocos días de las elecciones presidenciales, precisamente cuando la maquinaria electoral nicaragüense produce un ruido sepulcral, fue poner el contexto a su servicio, y no al contrario.

La respuesta de cómo estos migrantes llegaron hasta ahí solo puede darla quien, por definición, siempre ha sido capaz de ir más lejos: el artista costarricense Guillermo Vargas ‘Habacuc’, autor del proyecto, con la colaboración de la fotógrafa Julia Murillo.

Ambos viajaron a la frontera hace una semana para hacer los retratos y, después de imprimir 3000 afiches con las imágenes seleccionadas, Habacuc viajó a Managua.

“Parto de que soy artista y no de que tengo una nacionalidad. Lo único que me interesa es si una obra es pertinente en un contexto social y económico, y si logra insertarse en ese imaginario social”, dice.

“¿Por qué la obra? Porque yo hago arte y ese es mi trabajo. Es muy fácil desacreditar cualquier cosa por la nacionalidad de las personas. La gente recurre a los nacionalismos cuando no tiene nada que decir”.

Con el sigilo que lo caracteriza, entre la noche del miércoles y la madrugada del jueves el artista recorrió el centro de la capital nicaragüense pegando su colección de afiches, 3000 en total, en una acción que definió como “intervención fotográfica en el espacio público”.

“Nicaragua no solo cerró el paso a los migrantes utilizando la violencia, sino que incluso condena la ayuda humanitaria calificándola de ‘tráfico de personas’, en una brutal falta a los derechos humanos”, dijo el artista. “Esta obra convivirá con la propaganda política de las elecciones nicas para hacer visibles esos otros rostros vivos, inmersos día a día en una total precariedad e incertidumbre”.

Sin embargo, Habacuc explicó que el objetivo de su trabajo no era crear un discurso antisandinista ni contra Daniel Ortega, actual presidente del país y virtual ganador de las elecciones del próximo 6 de noviembre, según los sondeos, sino confrontar dos posturas antagónicas: el discurso saturado, sobrevalorado y demagógico de la política, frente a la total ausencia de discurso.

“La incomunicación es lo más cercano a la muerte. Y en el caso de los migrantes, digan lo que digan, parece que nadie los escucha”.