Miles de hondureños marcharon para exigir renuncia de presidente por corrupción

protesta​Piden instalación de comisión internacional de Naciones Unidas contra la impunidad

Miles de hondureños participaron este viernes en la capital de cuatros marchas simultáneas en repudio a la corrupción y en demanda de la renuncia del presidente Juan Orlando Hernández, así como de la instalación de una comisión internacional de Naciones Unidas contra la impunidad.

Más de 10.000 manifestantes, según los organizadores, marcharon por undécimo viernes consecutivo, tras ser convocados por las redes sociales en cuatro lugares diferentes de la capital para que participaran en la más cercana a su domicilio.

Tres marchas terminaron en las cercanías de la Casa Presidencial y otra culminó ante la sede de la representación de Naciones Unidas en Tegucigalpa.

"Fuera JOH (iniciales del presidente)", "Queremos la CICIH (Comisión Internacional Contra la Impunidad de Honduras)", coreaban en las cuatro movilizaciones.

"Todos estamos con el mismo propósito, tenemos cuatro marchas; el pueblo está saliendo de los diferentes barrios porque está cansado" de la corrupción y la impunidad, afirmó a periodistas uno de los organizadores, Miguel Briceño.

Briceño precisó que no fueron invitados a reunirse el sábado con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), el uruguayo Luis Almagro, quien arribó el viernes a Tegucigalpa para intentar crear un ámbito de diálogo entre el gobierno y la oposición.

Hernández pidió la colaboración de la OEA y de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), cuyo secretario general, Ban Ki-Moon, ya envió una misión exploratoria a Honduras para propiciar un diálogo con los opositores.

El movimiento autodenominado como 'Indignados' se formó luego que la Fiscalía descubrió el saqueo de unos $330 millones del Seguro Social y escogieron las antorchas como símbolo de la lucha contra la impunidad y la corrupción.

Una comisión investigadora de diputados corroboró que unos $94.000 de ese dinero ingresaron al equipo de campaña que llevó al poder a Hernández y el mandatario al reconocer ese financiamiento prometió llevar a la cárcel a los involucrados, así como una lucha sin precedentes contra la corrupción.

Sin embargo, los Indignados se niegan a sentarse en la mesa del diálogo abierta por el mandatario y en su lugar exigen la instalación de la CICIH que lo investigue.