Miles de palestinos asisten a funeral de la madre del bebé quemado vivo

dramáticoVíctimas fallecieron en un incendio imputado a extremistas judíos

Miles de palestinos marcharon el lunes hasta el cementerio de Duma, en Cisjordania, para enterrar a Riham Dawabcheh, quien murió después de su hijo y de su marido por las heridas que sufrió en un incendio imputado a extremistas judíos.

"¡Israel, Estado terrorista!", gritaba la multitud, que avanzaba ondeando banderas palestinas y llevando en brazos el cuerpo de Riham Dawabcheh, envuelto con los colores negro, blanco, verde y rojo, desde la pequeña escuela del pueblo hasta el cementerio.

Riham Dawabcheh, que sufrió quemaduras de tercer grado en el 80 por ciento de su cuerpo, falleció el lunes por la madrugada, poco después de medianoche, en el hospital Sheba, en los suburbios de Tel Aviv, cinco semanas después del incendio de su vivienda en Duma, indicó el hospital.

La mujer, que era profesora, había cumplido 27 años el domingo. Las autoridades palestinas decretaron tres días de "duelo nacional" y ordenaron que las banderas ondeen a media asta.

De la familia palestina, integrada por cuatro personas, solo el pequeño Ahmed, de 4 años, con quemaduras graves, sigue aún en vida, hospitalizado en Sheba.

"Su estado ha mejorado", dijo una portavoz del hospital, "pero aún debe someterse a varias operaciones (...) tras lo cual podremos decir con certeza que su vida ya no corre peligro".

Antes de su madre, su hermano de 18 meses, Alí, murió quemado vivo en el incendio del 31 de julio. Su padre, Saad Dawabcheh, de 32 años, pereció ocho días después.

La familia estaba durmiendo cuando unos enmascarados arrojaron artefactos incendiarios por las ventanas de la casa, que estaban abiertas por el calor.

Foto con fines ilustrativos