Miles de personas ayudan a menor con cáncer a convertirse en "Bati-Niño" en EE.UU.

La ciudad de San Francisco, en Estados Unidos, se convirtió por un día en Ciudad Gótica para cumplir el sueño de Miles Scottt, un niño de cinco años con cáncer que deseaba convertirse en Batman.

Lo que comenzó como un pequeño proyecto de la Fundación Make-A-Wish para involucrar a los vecinos de San Francisco superó todas las expectativas. Más de 12 mil personas se sumaron a la iniciativa.

La conmovedora historia del niño, quien tiene leucemia desde la edad de un año, tocó los corazones de muchísimas personas. Un residente de esa ciudad californiana, inclusive, donó un carro Lamborghini que fue convertido en un Batimóvil.

El sueño de ser Batman por un día comenzó para Miles cuando recibió una llamada telefónica del Comisionado Gordon, quien fue interpretado nada menos que por el jefe de la policía de la ciudad de San Francisco, Greg Suhr.

Suhr le dijo a Miles que necesitaba de su ayuda para poder atrapar delincuentes y "llevar esos chicos malos ante la justicia".

En ese momento, el niño se puso su traje de Bati-Niño y fue trasladado en el Batimóvil. Entre las acciones justicieras que el pequeño llevó a cabo estuvieron el rescatar a una mujer en apuros y, uno de los más emocionantes, impedir que el personaje del Acertijo pudiera robar un banco.

Además, el periódico San Francisco Chronicle lanzó una edición especial de su periódico, rebautizado Gotham City Chronicle (La Crónica de Ciudad Gótica) con el título " Batkid Saves City" (Bati-Niño salva la ciudad).