Cultura ratifica prohibición para intervenir patrimonio y retrasa construcción de nuevo Congreso

La construcción del nuevo edificio legislativo se retrasará luego de que el ministro de Cultura, Manuel Obregón, ratificó la prohibición de intervenir los edificios legislativos existentes y que son patrimonio histórico.

Obregó rechazó una apelación presentada por la administración del Fideicomiso para construcción del nuevo edificio de Asamblea Legislativa, a la negativa del Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural (CICPC) para permitir los trabajos en esas edificaciones.

Obregón manifestó que respalda la posición del CICPC porque el diseño del nuevo edificio legislativo opacaría otros inmuebles aledaños como el Museo Nacional y las mismas instalaciones del Congreso.

ministro de cultura, manuel obregón

Obregón consideró en su resolución que la Asamblea Legislativa está en la obligación de conservar y mantener adecuadamente los edificios patrimoniales que conforman el complejo parlamentario, ya que fueron declarados como patrimonio histórico por importancia arquitectónica, historia que contienen y su aporte a la identidad cultural costarricense.

"Cada uno de los inmuebles, con sus particularidades arquitectónicas, representa una época en la historia costarricense. Así, la Casa Rosada es un valioso ejemplo de la “casa criolla” urbana de la segunda mitad del siglo XIX", argumentó el Ministro de Cultura.

El director Ejecutivo de la Asamblea Legislativa, Antonio Ayales, reaccionó con molestia tras conocer el rechazo de la apelación, ya que esto viene atrasar la construcción del nuevo inmueble.

Ayales manifestó que esta situación viene a frenar el proceso de excavación que se tenía previsto realizar en los próximos días.

El funcionario indicó que planteará al directorio del Congreso la creación de un proyecto de ley que permita seguir adelante con el proyecto.


director de la asamblea, antonio ayales

El nuevo edificio legislativo se pretende construir con un fideicomiso por $76 millones con el Banco de Costa Rica.

Los planos de la obra están listos desde el año pasado y de las seis expropiaciones necesarias para la construcción ya cuatro fueron resueltas.