Ministro de la Presidencia reconoce "ausencias y errores" en su gestión

entrevista​“Uno nunca está satisfecho, siempre quiere hacer más”, afirma Melvin Jiménez

El ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez, reconoció que ha tenido "ausencias y errores" en los primeros seis meses de su gestión.

En una entrevista a AmeliaRueda.com, Jiménez dijo que la principal ausencia ha sido no desplazarse por todo el territorio nacional para reunirse y dialogar directamente con los habitantes de zonas alejadas y poblaciones indígenas.

El Ministro, colaborador de confianza del mandatario Luis Guillermo Solís, admitió que debe mejorar la comunicación del gobierno con la prensa para que sea "más permanente y fluida".

Aseguró que "uno nunca está satisfecho, siempre quiere hacer más" y que continuamente recibe las críticas y analiza en cuáles temas debe mejorar.

Legisladores de partidos políticos de oposición han reclamado, en distintas ocasiones, que Jiménez mantiene poco contacto con el Congreso.

El ministro Jiménez afirmó que la polémica por la legalidad de su nombramiento no lo desvió de sus funciones. La Sala Constitucional rechazó el 12 de noviembre una acción de inconstitucionalidad contra su nombramiento y determinó que Jiménez, un obispo de la Iglesia Luterana, puede ejercer su cargo, tras aclarar que su designación no viola una norma constitucional.

Insistió que esta discusión "en nada paralizó" su trabajo en el gobierno.

Jiménez celebró como logros del Ministerio de la Presidencia la presentación del Plan Nacional de Desarrollo, la aprobación legislativa a la reforma del Sistema de Banca para el Desarrollo y mantener en operación los puertos de Limón durante 15 días de huelga organizada por el sindicato de Japdeva.