Misión espacial se posa sobre un cometa por primera vez en la historia

exploraciónRobot permitirá núcleo del cometa que viaja entre las órbitas de Marte y Júpiter

El robot Philae de la sonda espacial europea Rosetta se posó este miércoles sobre un cometa a más de 500 millones de kilómetros de la Tierra, un hito sin precedentes en la historia de la conquista espacial.

"Philae nos está hablando, está posado en la superficie" del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, anunció un responsable de la Agencia Espacial Europea (ESA) en Darmstadt, Alemania.

A la velocidad de la luz, los datos enviados a la Tierra mediante señal de radio demoran 28 minutos y 20 segundos en llegar al centro de operaciones de Darmstadt.

Desde el 6 de agosto, la sonda no habitada europea Rosetta se desplaza a escasas decenas de kilómetros del cuerpo celeste y a más de 500 millones de kilómetros de la Tierra, acompañándolo en su desplazamiento a medida que se aproxima al sol.

El módulo Philae permitirá explorar directamente el núcleo del cometa, es decir la parte sólida que por el efecto de la radiación solar genera la "coma" o cabellera y deja una cola visible de gases y polvo.

El cometa se encuentra actualmente viajando entre las órbitas de Júpiter y de Marte. Mide unos cuatro kilómetros de diámetro, con una forma irregular con dos núcleos.

A causa de su tamaño reducido, el cometa apenas genera fuerza de gravedad, por lo que fue suficiente un leve impulso mecánico desde la sonda Rosetta para lanzar la operación de aproximación de Philae: siete horas de lenta caída libre que alcanzaron la velocidad de un metro por segundo en el momento del impacto.