Mitad de fumadores atendidos por la CCSS para dejar el hábito recaen

tratamiento​Clínicas de cesación de fumado dan seguimiento a pacientes mediante llamadas telefónicas

De cada diez personas que asisten a las clínicas de cesación de fumado de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), prácticamente la mitad recaen en el hábito, indicó la neumóloga del Hospital México, Wing Ching Chan.

La médica indicó que este es una cifra que se repite en centros de atención a fumadores a nivel internacional.

Neumóloga del Hospital México, Wing Ching Chan

De acuerdo con Chan, diversas circunstancias mueven a las personas a volver a fumar después de un tratamiento. Los fumadores que más incurren en la práctica son aquellos que justifican el hábito como manera de liberar estrés.

NEUMÓLOGA DEL HOSPITAL MÉXICO, WING CHING CHAN

Las clínicas de cesación de fumado de la CCSS mantienen el contacto con los pacientes mediante llamadas telefónicas, con el fin de evitar las recaídas.

La neumóloga dijo que la situación escapa de las manos de la institución cuando las personas no están dispuestas a continuar con el tratamiento.

Proceso

Quienes ingresan a las clínicas de cesación de fumado deben pasar por una entrevista previa para conocer el caso particular.

La CCSS dispone de ocho sesiones de terapia una vez por semana en grupos de 10 a 15 personas. Cuando el paciente presenta alguna patología como esquizofrenia, depresión o bipolaridad se atiende al fumador de manera individual.

En la sesiones se abordan temas como la adicción, efectos del tabaco y nicotina. También se dan talles de relajación y manejo del estrés.

Además se le brinda consejos para que ante ciertas situaciones que desencadenan el hábito sean cambiadas por otras que no sean nocivas para la salud.

En el caso de las personas con alta dependencia a la nicotina, se acompaña el tratamiento con la medicación. Los fumadores que requieren del fármaco son sometidos a un test para determinar el nivel de adicción.

Chan señaló que 12 centros médicos de la CCSS cuentan con clínicas de cesación de fumado. Algunos de estos son los hospitales México, San Rafael de Alajuela, Monseñor Sanabria de Puntarenas, San Juan de Dios, entre otros.

La institución recomienda a quienes están interesados en iniciar el proceso para dejar el hábito comunicarse con el centro de salud más cercano para conocer si se brindan las sesiones en el centro médico.

La doctora recordó a los fumadores que estas sesiones funcionan como una cita médica, por lo que en los lugares de trabajo y estudio se deberán dar los permisos correspondientes para asistir.

Según la última encuesta del Ministerio de Salud sobre el fumado, el 13 por ciento de la población (500 mil personas) mantiene el hábito con regularidad.