Molestia crece entre familiares de pasajeros de avión desaparecido

La paciencia se les agotó a muchos familiares de los pasajeros que viajaban en el Boeing 777 que desapareció hace 12 días, 40 minutos después de despegar de Kuala Lumpur (Malasia) con destino a Beijing (China).

En el vuelo MH370 viajaban 239 personas y tras 12 días de investigaciones, no está claro qué pasó con el avión. Sin embargo, la ausencia de llamadas telefónicas y correos electrónicos por parte de los pasajeros puede ser un indicio.

Ante lo que se perfila como uno de los mayores misterios de la historia de la aeronáutica, esto podría indicar que el avión volaba alto, o por encima del agua, o que los pasajeros estuvieran inconscientes, debido por ejemplo a un despresurización de la cabina.

Según los expertos, cuanto más cerca hubieran estado de una red de telefonía terrestre, mayor hubiera ser la posibilidad de usar sus móviles u otros aparatos electrónicos.

No obstante, muchos son escépticos sobre la posibilidad de establecer contacto telefónico y de mantenerlo en vuelo y a gran velocidad, en particular a altitud de crucero.

Para establecer un contacto entre un teléfono móvil y una red ("handshake"), hace falta una señal lo suficientemente fuerte de ambas partes.

Para el consultante en telecomunicaciones Koh Chee Koon, esta conexión es "teóricamente" posible si el avión voló a una altura de entre 23.000 pies (7.000 metros) y 45.000 pies, tras haber perdido contacto con el control aéreo, como lo indican informaciones no confirmadas.

Pero dada la potencia limitada de los móviles ordinarios, y el obstáculo que supone el habitáculo del avión, "hace falta tener suerte" para lograr una conexión de calidad aceptable.

Los aviones usados en los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos volaban a una altura relativamente reducida, por debajo de una zona cubierta por redes de telefonía móvil.

La mayoría de las llamadas se habrían realizado además desde los teléfonos a bordo y no desde los móviles.

Algunas compañías aéreas permitieron recientemente el uso de teléfono móviles en vuelo, gracias a la instalación de una red dentro del aparato. Pero este servicio no estaba disponible en el vuelo MH370, según MalaysiaAirlines.