Monto de $20 millones prometidos por Hacienda para expropiaciones en ruta 32 es insuficiente, reconoce jerarca del MOPT

financiamientoProyecto para ampliación de vía a Limón carece de recursos para relocalización de servicios públicos

El monto de $20 millones prometido por el Ministerio de Hacienda para financiar los costos de expropiaciones y relocalización de servicios públicos para la ampliación de la ruta 32 es insuficiente, reconoció este martes el jerarca del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), Carlos Segnini.

Ministro del MOPT, carlos Segnini

En una entrevista en el programa Nuestra Voz, Segnini explicó que le hizo ver al ministro de Hacienda, Helio Fallas, que se necesitará más dinero para cubrir estos costos de las obras en la carretera y aseguró que el gobierno destinará los recursos económicos necesarios para sufragar las reubicaciones.

Diputado del PAC, Ottón Solís

El diputado del oficialista Partido Acción Ciudadana (PAC), Ottón Solís, dijo que Fallas le envió una nota en la que afirmó que el gobierno se comprometerá a sacar una partida de $20 millones para financiar las expropiaciones, un rubro no contemplado en el proyecto de ley de ampliación de la ruta, que comunica San José con Limón.

Por el momento, se desconoce el costo real de la relocalización de servicios públicos y de las expropiaciones de terrenos cercanos a la vía, sin embargo, estimaciones del Laboratorio de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme) indican que el monto podría rondar un mínimo de $50 millones.

El coordinador de Lanamme, Guillermo Loría, reafirmó que el dinero ofrecido por el gobierno no corresponde ni a la mitad de lo que requerirá para reubicar servicios como fibra óptica del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), acueductos comunales y el oleoducto de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope), entre otros.

Coordinador de Lanamme, Guillermo Loría

El proyecto de ley que se encuentra en la corriente legislativa sobre la ampliación a cuatro carriles desde el cruce de Río Frío hasta el centro de Limón establece un presupuesto de $485 millones, financiado en un 85 por ciento por el Exim Bank y el resto con una partida del gobierno costarricense.