MOPT descarta despidos por transferencia de competencias y recursos a municipalidades

cambios​El jerarca tampoco desechó la idea de realizar movimientos horizontales de personal a otras carteras o ayuntamientos

El Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) no tiene previsto despedir trabajadores una vez que se apruebe la ley 18.001, que pretende otorgar más competencias en mantenimiento vial a las municipalidades, afirmó el jerarca de esa cartera, Carlos Segnini.

De esta forma, el jerarca desmintió los rumores del supuesto cese de funciones de un grupo de funcionarios, principalmente del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi).

No obstante, el ministro señaló que de ser necesario se podrán realizar traslados de personal de manera horizontal a otras dependencias del ministerio, incluso a los ayuntamientos que requerirán de más personal para hacerse cargo de obras en la red vial cantonal.

Segnini agregó que no se le puede pedir a un ministerio que no realice despidos como parte del proceso de reestructuración que atraviesa Obras Públicas y Transportes.

El jerarca señaló que se ha reunido en reiteradas con los sindicatos del MOPT para hablar sobre el tema de la reestructuración, en cuyo proceso todavía no se ha tomado la determinación de despedir a trabajadores.

El proyecto de ley que transfiere más recursos y potestades en obra pública a las municipalidades podría recibir la aprobación en segundo debate este martes en la Asamblea Legislativa.

A este proyecto se adicionó un transitorio que pretende permitir al MOPT hacer despidos en el proceso de reestructuración, sin embargo, el jerarca de este ministerio comentó que esto no es necesario, ya que por ley cuenta con esta potestad.

El vicepresidente de la Unión Nacional de Alcaldías e Intendencias (ANAI), Gilberto Monge, señaló que es interés de las municipalidades contratar a más personal en caso de que se apruebe la ley, debido a que requerirán de ese servicio.

También agregó que con este fortalecimientos de municipios, el MOPT tiene la posibilidad de trasladar trabajadores a las plantas procesadoras de asfalto para de esta forma fortalecer esta labor y que los ayuntamientos puedan contratar ese servicio.

La propuesta de ley 18.001 establece que los gobiernos locales reciban 22,25 por ciento del total de recursos captados por el impuesto únicos de los combustibles (actualmente perciben 7,25 por ciento).

De recibir la aprobación del Congreso este martes, el dinero se entregará gradualmente en tres años, de tal forma que para el 2016 se destinarán ¢21 mil millones, en el 2017 ¢42 mil millones y en el 2018 se llegará a ¢63 mil millones. Posteriormente, se recibirá el 22,25 por ciento completo de manera anual.