Moteles y favelas, alternativas a los disparatados precios del Mundial en Brasil

Alojarse en un hotel de alta rotación, en un pequeño albergue en una favela "pacificada" o alquilar un apartamento a un carioca, son soluciones alternativas para evadir los exorbitantes precios del Mundial de fútbol en Río de Janeiro.

Puerta de entrada del turismo en Brasil, Río de Janeiro recibirá del 12 de junio al 13 de julio a 400.000 de los 600.000 turistas extranjeros esperados para el Mundial, según las cifras de la agencia oficial de turismo, Embratur.

Aunque es la tercer ciudad más cara del mundo para el alojamiento hotelero, por delante de Nueva York y París, con un precio promedio de $247 la habitación, será la ciudad "que tendrá la mayor ocupación hotelera del país, más de 90 por ciento, y 100 por ciento para la final en el Maracaná", dijo Alfredo Lopes, presidente de la Asociación de Hoteles.

De los $4.000 millones invertidos en la infraestructura hotelera del país, $1.500 millones fueron gastados en Río para la construcción de 250 nuevos hoteles hasta 2016.

"En 2010 teníamos 29.000 habitaciones y habrá 6.800 nuevas para el Mundial. En 2016, para los Juegos Olímpicos, habrá 13.000 adicionales, o sea 50.000 en total", explicó Lopes.

Para aumentar la oferta desde este año, 12 de los 60 hoteles de alta rotación de la ciudad abren sus puertas para los turistas del Mundial, para lo cual han reformado sus habitaciones.

"Retiramos los espejos del techo y cambiamos las camas redondas por camas tradicionales", comentó Antonio Cerqueira, propietario del motel Villa Reggia.

"Nuestras 87 habitaciones ya están reservadas e incluso nuestras suites temáticas -la sadomasoquista, la Hollywoodiense, la Versalles y la japonesa- que no fueron transformadas, porque son muy demandadas", confía.

A mediodía -el día de la entrevista- solo están libres la sadomasoquista de paredes negras, cama redonda en cuero con tachas y techos muy altos de donde cuelgan cadenas y una "jaula de suplicios", así como la Hollywoodiense, con las paredes tapizadas con fotos de actores.

"Un total de 1.000 habitaciones estarán disponibles en total para el Mundial en este tipo de establecimientos, menos caras que en los hoteles tradicionales (de $100 a $375)", subraya Cerqueira, que es también vicepresidente de la Asociación de Hoteles de Alta Rotatividad.