Muere un oficial de Guardia Nacional y suben a 29 los fallecidos en protestas

Alrededor de un millar de efectivos de fuerzas antimotines se desplegaron este lunes desde antes del amanecer en el caraqueño municipio opositor de Chacao, en algunos casos con uniforme de combate y armas largas.

El despliegue fue calificado por el gobierno socialista del presidente Nicolás Maduro como una "liberación" de la zona, donde cotidianamente al anocher grupos radicales enmascarados mantenían batallas callejeras con policías antimotines.

Además, un capitán de la Guardia Nacional venezolana murió este lunes como consecuencia de un impacto de bala recibido el domingo al dispersar una manifestación en Maracay, se informó oficialmente, elevando a 29 el saldo de muertos en las protestas opositoras iniciadas el 4 de febrero.

Esta madrugada fallece en Aragua capitán de nuestra GNB José Guillén. Impacto de bala en la cabeza", escribió en su cuenta de Twitter el Jefe del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada (Ceonfab), general Vladimir Padrino López.

Guillén fue herido, según se había informado, al anochecer del domingo cuando su unidad de la Guardia Nacional recibió instrucciones de dispersar a un grupo de manifestantes que había bloqueado la avenida José Casanova Godoy de la ciudad de Maracay, estado de Aragua, en el norte del país.

Desde el 12 de febrero muchas de las marchas han sido dispersadas con gases y otras han derivado en refriegas entre grupos enmascarados y uniformados, con saldo de al menos 29 muertos, 400 heridos y mas de 40 investigaciones abiertas por violaciones a los derechos humanos.