Multan con $35 millones a General Motors por llamado tardío a revisión de vehículos

Las autoridades estadounidenses aplicaron una primera sanción contra el fabricante de autos General Motors, en el marco del escándalo por el llamado tardío a revisión de vehículos con piezas defectuosas, vinculados a 13 accidentes mortales.

Se trata de una multa récord para este tipo de casos.

Desde inicios de año, el fabricante llamó a revisión a 10 millones de vehículos, en especial por un defecto en el encendido que impide que los airbags se abran, y que está vinculado a 13 accidentes mortales.

El fabricante "fracasó en señalar un defecto de seguridad (...) al gobierno federal en los plazos establecidos", indicaron el Departamento de Transporte y la autoridad de regulación del transporte.

General Motors se comprometió, según las autoridades, a someter a un "análisis sin precedentes" sus procedimientos de llamado a revisión, afirmaron las autoridades.

El mayor fabricante estadounidense de autos está en problemas desde hace meses por haberse demorado en llamar a revisar vehículos producidos entre 2003 y 2011.