Multitud amarilla y roja en Cataluña reclama independencia de España

manifestaciónPresidente catalán advierte a Madrid que “es prácticamente imposible impedir para siempre” un referéndum

Animados por el referéndum escocés, miles de independentistas vestidos con los colores amarillo y rojo de la bandera catalana formaron este jueves una inmensa V en Barcelona para exigir un referéndum independentista que choca con la oposición de Madrid a esa iniciativa.

Esperada como un termómetro del fervor independentista en la región, la manifestación generó una guerra de cifras: 1,8 millones de asistentes, según el ayuntamiento de Barcelona, en manos del partido nacionalista catalán, y entre 470.000 y 520.000, según la delegación del Gobierno español en Cataluña.

a

En recuerdo a la caída de Barcelona en 1.714 en manos de las tropas del entonces rey de España, Felipe V, quedó formada la gran V humana de once kilómetros de largo, que se extendió por dos céntricas avenidas barcelonesas y formaron un mosaico gigante de la bandera catalana.

"Esta V es un mensaje de gran potencia, de mucho calibre que en Madrid deberían escuchar. Es el momento de que se avengan a sentarse en la mesa a negociar", declaró Artur Mas, presidente catalán en un discurso al terminar la movilización.

En el vértice, en la confluencia de ambas avenidas, una joven depositó simbólicamente un voto en una urna, en medio de los aplausos y el ondear de esteladas, la bandera catalana independentista adornada de una estrella blanca sobre fondo azul.