Murió Carlos Jinesta, quien heredó el teatro-cine Variedades al país

El empresario y dueño del teatro-cine Variedades, Carlos Jinesta Guevara, falleció el viernes anterior, confirmó su hijo y reconocido fotógrafo costarricense Carlos Jinesta.

Jinesta, quien se opuso a la venta de ese inmueble porque creía que debía ser parte del Estado, murió a los 91 años de edad por causas naturales.

Para su hijo, uno de los legados que dejó su padre es el empeño que mantuvo para que el cine Variedades quedará para los costarricenses, a pesar de las jugosas ofertas privadas que recibió para que lo vendiera.

fotógrafo profesional, carlos jinesta

El cine Variedades fue construido en 1891 y es sinónimo de grandes acontecimientos: en su escenario dio sus primeros pasos el tenor Melico Salazar, también vio pasar personajes como Charles Lindberg y Cantinflas, en sus giras por Costa Rica.

En 1986, la fachada del Variedades fue declarada Patrimonio Histórico Nacional. En 2005, se amplió el escenario del cine, lo que permitió desarrollar obras de teatro, danza y conciertos.

En octubre de 2013, el teatro-cine Variedades fue comprado por el Ministerio de Cultura con el objetivo de tener un cine exclusivo para películas nacionales. La inversión fue cercana a los ¢1.000 millones.

El mayor aporte que hizo Jinesta al desarrollo del cine en el país fue haber sido el guardián de lo que será la futura cinemateca nacional, comentó la directora de Cinergia (Fondo de fomento al campo audiovisual de Centroamérica y Caribe), María Lourdes Cortés.


directora de cinergia, maría lourdes cortés

Carlos Jinesta recibió honras fúnebres este sábado en el Cementerio General de San José.