Nicaragua incumplió plazo para presentar informe sobre tico detenido en ese país desde hace 40 días

proceso​Comisión Interamericana de Derechos Humanos tendrá que definir si impone medidas cautelares a Nicaragua para proteger derechos humanos de costarricense

Nicaragua no presentó este lunes el informe que le solicitó la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre el estado del costarricense detenido en ese país desde hace 40 días, José Daniel Gil Trejos.

El pasado 25 de junio la CIDH dio a Nicaragua un plazo de siete días -que vencieron el pasado jueves 2 de julio- para que presente un informe detallado sobre el estado de salud y las condiciones en las que se encuentra detenido el empresario nacional en la cárcel de máxima seguridad de El Chipote.

ministro de relaciones exteriores y culto, manuel gonzález

El ministro de Relaciones Exteriores y Culto, Manuel González, explicó que "como es costumbre desde el inicio de este caso", Nicaragua no respondió la solicitud de información de la CIDH ni de Costa Rica.

Ahora, la CIDH debe definir si impone a Nicaragua las medidas cautelares que pidió la familia de Gil Trejos el pasado 22 de junio.

José Daniel Gil Trejos fue detenido en Nicaragua el pasado 26 de mayo. De acuerdo con la Policía Nacional de Nicaragua sobre el costarricense había una orden de captura presentada por México ante la Policía Internacional (Interpol).

Las autoridades nicaragüenses se negaron a presentar a Gil ante un juez en el plazo que obliga la ley de ese país de 24 horas para que definiera su situación legal.

Nicaragua se negó a entregar información a Costa Rica sobre el tico detenido y fue hasta el 20 y 23 de junio cuando se le permitió al vicecónsul de Costa Rica en Nicaragua, Álvaro Herrera, entrar al calabozo donde tienen a Gil para constatar su estado de salud.

Según el reporte del funcionario diplomático a la Cancillería de Costa Rica, Gil Trejos perdió unas 15 libras de peso y se encuentra en una condición de salud "bastante difícil" porque no tiene su tratamiento para la hipertensión.

Gil Trejos tampoco ha podido recibir visitas de su familia o de un represente legal, por estas razones Nicaragua debe dar una explicación ante la CIDH.

La familia de Gil pidió a la CIDH que se impongan medidas cautelares a Nicaragua para que permita las visitas de familias y asesores legales que le ayuden a enfrentar el proceso legal.

Además, exigieron que se le suministre ropa y medicamentos necesarios para respetar sus derechos humanos, pese a la detención.

El Canciller, Manuel González explicó que a Gil se le sigue desde México una presunta causa por fraude fiscal.