Niña que recibió trasplante de hígado ya regresó a su casa

recuperación​Otros seis menores esperan en el Hospital de Niños por el mismo procedimiento

Emily Cruz Montero, la niña de 9 años que se sometió a un trasplante de hígado el pasado 1 de julio, regresó este lunes a su casa para iniciar la última etapa de su recuperación.

La noticia la confirmó la mañana de este martes la directora del Hospital Nacional de Niños Olga Arguedas, quien resaltó la notable mejoría de Emily luego de su intervención.

"La maravillosa historia de Emily tiene una excelente evolución, ya está sonriendo, ya está comiendo y la recuperación de la parte quirúrgica es total. De hecho ayer (lunes) fue un día de celebración especial pues fue dada de alta y enviada a su casa", dijo Arguedas.

directora de hospital de niños, olga arguedas

La lucha sigue

La directora del centro médico aseguró que pese a que el desenlace con Emily fue positivo, aún quedan otros seis niños en la lista de espera por un hígado.

“Son niños que nacieron con una afectación congénita, entonces les hacemos un procedimiento paliativo cuando son bebés que les permite mantenerse vivos por un periodo largo, pero sabemos que en el mediano plazo hay que reemplazar ese hígado para garantizarles la vida”, explicó.

La doctora agregó que en estos casos el trasplante de un hígado cadavérico es mucho más sencillo a nivel técnico que hacerlo con un donador vivo, por lo que hizo un llamado a la población para crear consciencia sobre la importancia de convertirse en un donador.

“Hay que tocar la consciencia de los costarricenses, el expresar la voluntad de donar órganos o inscribirse en la página web de la Caja puede brindar una oportunidad de muchísimo valor para las personas”, señaló Arguedas.