"No es un negociazo", asegura dueña de empresa que concentra 33% de permisos de taxis especiales

entrevista​María Lorena Cordero dice que Unaporte le ha dejado pérdidas e incluso ha tenido que aportar de sus ingresos para cubrir gastos

María Lorena Cordero, la presidenta de la Unión Nacional de Porteadores (Unaporte S.A), empresa que concentra el 33 por ciento de los 2.495 permisos del Servicio Especial Estable de Taxi (SEE Taxi), aseguró que su compañía "no es un negociazo" y que hasta pérdidas le ha dejado.

Cordero, quien es economista y contadora pública, concedió una entrevista este viernes a AmeliaRueda.com para ampliar detalles sobre su empresa que maneja 818 permisos.

En el despacho de su esposo, el diputado del Movimiento Libertario, José Alberto Alfaro, en la Asamblea Legislativa, Cordero sostuvo que no dedica mucho tiempo al negocio y delega esas funciones en el gerente general, Christian Chaves.

A Unaporte la define como una compañía conformada por pequeños empresarios. Así considera a los choferes que la integran.

Cordero negó que Unaporte cobre una suma de dinero por afiliarse a la empresa y que los choferes paguen cuotas superiores a los ¢40 mil semanales en alguna de las 24 bases que posee en todo el país.

dueña de unaporte, maría lorena cordero

Afirmó que la cuota más alta que pagan los choferes ronda los ¢25 mil, pero tampoco precisó montos. Detalló que del total de cada cuota, aproximadamente ¢7 mil se reserva para las ganancias de la empresa y el resto se usa para cubrir gastos como parqueos, salarios de los operadores de las distintas bases, radiofrecuencia, entre otros.

Entrar a una base para cualquier chofer no es tan sencillo, indicó Cordero. Eso depende de cada grupo o base, "hay unos que son más restrictivos, buscan que sean personas intachables".

De acuerdo con la empresaria, muchos de los que entran lo hacen porque otros les venden el espacio que tienen en alguna de las bases. Ellos aportan su propio vehículo.

DUEÑA DE UNAPORTE, MARÍA LORENA CORDERO

Hay choferes que venden sus espacios en las bases por el monto que ellos quieren, ¢500 mil o ¢1 millón, eso depende de ellos, aseveró.

"Esta empresa ha tenido pérdidas", manifestó Cordero, quien dijo que en ocasiones ha tenido que acudir a ingresos propios para cubrir costos de operación.

"Yo tengo mis propias actividades, no vivo de la empresa, porque Unión Nacional en este momento, y trate de no ponerlo como que estoy llorando, porque eso es una situación que espero en Dios se tiene que llegar a resolver, pero como dueños de empresas tenés que ayudar a sostener esto", manifestó.

Según Cordero, las pérdidas obedecen a que en algunas bases no están todos los choferes que tienen permisos porque no han renovado el vehículo.

Oposición a Ley de SEE Taxi

La dueña de Unaporte dijo que nunca ha estado de acuerdo con la Ley 8955, aprobada en mayo de 2011, que creó la categoría de SEE Taxi.

"Lo hicimos por llegar a la paz social de este país; teníamos que hacerlo porque los enfrentamientos entre taxistas y nosotros podían haber sido de tamaño monumental".

Cordero indicó que con esta ley se fijo un límite de 3.000 taxistas especiales y que si no existiera esa normativa tendría unos 8.000 porteadores trabajando para ella.


La ley fue elaborada por representantes de porteadores, taxistas, autobuseros y el gobierno, sostuvo la empresaria.

A pesar de que Unaporte fue fundada en 2004, el negocio de ella y su esposo empezó desde hace 15 años con una empresa llamada Sepritana S.A., que ofrecía transporte privado, comentó.

DUEÑA DE UNAPORTE, MARÍA LORENA CORDERO

¿Cómo llegaron a tener el 33% de los permisos de SEE Taxi?

Cordero dijo que cuando pidieron requisitos como patentes, seguros, entre otros, Unaporte fue la empresa que más cumplió y por eso obtuvo la mayoría.


DUEÑA DE UNAPORTE, MARÍA LORENA CORDERO

"Bloqueos son culpa del Gobierno"

María Lorena Cordero comentó que las manifestaciones se generaron a raíz de una notificación del Consejo de Transporte Público (CTP) que recibieron el pasado viernes 3 de julio a las 3 p.m. mediante la cual se les comunicó una reducción de 1.300 permisos a las empresas de taxis especiales.

La resolución del CTP se basa en un criterio de la Procuraduría General de la República que determinó que las unidades de SEE Taxi no deben superan el 30 por ciento de la flotilla de taxis rojos en cada una de las zonas donde operan.

Cordero aseguró que ante esa situación las bases decidieron salir a las calles para exigir al gobierno que no reduzca la cantidad de permisos.

La dueña de Unaporte pidió perdón por esos bloqueos que afectaron la libertad de tránsito de los ciudadano y dijo que "es culpa del gobierno".

La empresaria y asesora legislativa de su esposo espera que el Tribunal Administrativo de Transporte anule la decisión del CTP tras un recurso de revocatoria. Sin embargo, advirtió que a "Unaporte no le quitarán ni un solo vehículo".