Nobel de la Paz y fundador del banco de los pobres llegó a Costa Rica este domingo

El premio Nobel de la Paz 2006 Muhammad Yunus, quien se encuentra en Costa Rica, es un economista que pasará a la historia por ser el artífice de una institución muy particular y que antes de él no tenía mucho sentido: el banco de los pobres.

Yunus, de 73 años y originario de Bangladesh, estudió Ciencias Económicas en Nueva Delhi y amplió sus conocimientos en Estados Unidos con becas de las instituciones Fullbright y Eisenhower y de la Universidad de Vanderbilt en Tennessee. Sin embargo, fue conviviendo con los campesinos de la región de Jobra en Bangladesh, donde tuvo su mejor idea.

El economista, quien llegó este domingo al país y permanecerá hasta este lunes, se dio cuenta que la pobreza se perpetuaba porque los bancos tradicionales no concedían préstamos a aquellos que no pudiesen ofrecer garantías y esto generaba un círculo vicioso.

El economista creó el concepto del microcrédito para ayudar a campesinos que vivían cerca de la Universidad de Chittagong y que, tras una gran hambruna, estaban pasando por graves dificultades. Elaboró una lista de 42 personas endeudadas y cada una de ellos recibió la cantidad que adeudaba sin otra condición que la de concentrarse en su trabajo y la de devolver el dinero cuando pudiera.

El éxito de su iniciativa le llevó a crear el Banco Grameen con la intención de prestar dinero a personas que no tenían acceso a los créditos bancarios tradicionales.

El banco se creó para conceder créditos únicamente a las personas más desfavorecidas quienes se convirtieron en accionistas de la entidad.

En este marco, el profesor Yunus creó una nueva modalidad de negocio que no se trata sólo del interés privado, sino del beneficio colectivo: la salud, la nutrición, la inclusión económica, la seguridad de todos y en especial la de los menos privilegiados. Este tipo de negocio es lo que se conoce como una empresa social.

Sin embargo, el sistema de Yunus no se ha salvado de las críticas. Varios economistas internacionales han apuntado que como programa para combatir la pobreza, el microcrédito encaja a la perfección con la ideología que define la pobreza como un problema individual y quita la responsabilidad a quienes hacen las políticas de gobierno y a los gerentes de bancos multilaterales.

Yunus participará este lunes a las 8 a.m. en la inauguración de una planta de producción de Nutrivida, empresa social en Barreal de Heredia, cuyo objetivo es vender productos alimenticios a precio de costo para ayudar a erradicar la malnutrición en Costa Rica. Luego, participará en un seminario sobre negocios sociales en el hotel Marriott a las 10:30 a.m.

El economista visitó Bolivia el 25 de octubre donde se reunió con el presidente de ese país, con el presidente, Evo Morales, para analizar la importancia de los programas de microcréditos como mecanismo de la lucha contra la pobreza.