Nombramiento de Ministro de la Presidencia roza la Constitución por ser obispo luterano, dice Procuraduría

El nombramiento del ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez, quien es obispo de la Iglesia Luterana, sí presenta roces de inconstitucionalidad, según un informe que presentó la Procuraduría General de la República a la Sala Constitucional el pasado 16 de julio.

La Procuraduría, que funge como abogado del Estado, pidió a la Sala IV declarar inconstitucional el nombramiento de Jiménez. La acción ante los magistrados fue presentada por un ciudadano de apellido Orozco.

El procurador adjunto, Alonso Arnesto, explicó que la Procuraduría se basa en dos parámetros. El primero que el nombramiento sí confronta el artículo 142 de la Constitución Política, el cual establece como requisito ser del estado seglar.

El segundo es que esa prohibición no solo resulta aplicable a la clase sacerdotal católica, explicó Arnesto.

procurador adjunto alonso arnesto

Respecto a la posición de la Procuraduría, este jueves mediante un comunicado de prensa, Jiménez dijo que respetará la decisión que tomen los magistrados. Aseguró que seguirá concentrado en sus funciones.

La Sala IV suspendió en mayo el análisis de un recurso de amparo presentado contra el nombramiento de Jiménez como ministro de la Presidencia y le concedieron 15 días a Orozco para que presentara la impugnación bajo el formato de acción de inconstitucionalidad, el cual fue presentado el 25 de junio.