Normas contra discriminación sustentaron fallo que legaliza unión de hecho gay

derecho​Principal sustento del fallo fue la Ley General de la Persona Joven

La sentencia del Juzgado de Familia de Goicoechea que avaló la primera unión de hecho de una pareja gay en Costa Rica se basó en legislación nacional y convenios internacionales que establecen la no discriminación por raza, sexo, orientación sexual, situación económica o creencia política para el otorgamiento de derechos.

La Ley General de la Persona Joven fue el principal sustento de la solicitud, ya que establece en el inciso m del artículo 4 que debe darse el reconocimiento, sin discriminación alguna, de las uniones de hecho.

Pero también se tomaron en cuenta dos convenciones internacionales, un pacto internacional y la Declaración Universal de los Derechos Humanos, entre otros.


El fallo del 15 de abril de este año fue notificado el lunes anterior a las partes y tomó cerca de un año en resolverse.

La pareja homosexual, conformada por Gerald Castro y Christian Zamora, tuvo que demostrar que viven juntos y de manera estable para ser admitidos como una unión de hecho por las autoridades judiciales.