"Nuestra meta es avanzar hacia una democracia participativa", dice Presidente del Congreso

Avanzar hacia una democracia que sustituya los consensos entre las cúpulas por otra en la cual la ciudadanía activa e informada participe en las grandes decisiones del gobierno, es la principal meta del país de ahora en adelante, de acuerdo con el presidente del Congreso, Henry Mora.

La democracia costarricense, dijo Mora, no debe ser solo mejorada o perfeccionada, sino más bien superada, con mayor transparencia y acción ciudadana.

En su mensaje, previo a la juramentación de Luis Guillermo Solís como presidente electo, Mora brindó varios consejos al nuevo gobernante para lograr esta meta.

El primero de ellos tuvo que ver con la esperanza. Al respecto rememoró al renacentista italiano Miguel Angel Bonaurotti:"el mayor peligro para la mayoría de nosotros no es que nuestra meta sea demasiado alta y lo la alcancemos sino que sea demasiado baja y la consigamos sin mayor esfuerzo".

"Este pueblo ha apostado por el cambio, tiene grandes expectativas y esperanzas que debemos saber administrar pero nunca limitar", dijo Mora.

Además, agregó que es necesario cumplir con los principios de responsabilidad, simetría en la participación y transparencia, para no deslegitimar la democracia.

El segundo consejo se lo dirigió al pueblo, recordando al filósofo chino Confucio:"No desees que las cosas se hagan a toda prisa (...) desear que las cosas se hagan a toda prisa impiden que se hagan bien". Con ello, se refirió a que Costa Rica está en un proceso de cambio, sin embargo se debe marchar como dice el dicho popular: "despacio que llevamos prisa".

Mora también aconsejó a "todos los que asumimos cargos de autoridad", para lo cual rememoró al propulsor del taoísmo, el pensador Lao Tse Tung, en referencia a que los líderes "dan confianza, ánimo, fomentan la autoconciencia" y por ello el pueblo reconoció en Luis Guillermo Solís a un líder. "Dios quiera que todos podamos imitarlo", dijo refiriéndose al nuevo gobernante.

Mora habló frente a la delegaciones e invitados en el Estadio Nacional, posteriormente exclamó el juramento a Solis como nuevo gobernante.