Nueva favela "Copa del Pueblo" contrasta con costoso estadio de Sao Paulo

"Copa del Pueblo": así fue bautizada una nueva favela que se instaló a escasos 4 kilómetros del flamante estadio Arena Corinthians de Sao Paulo, donde la Copa del Mundo arrancará pronto.

Es un terreno polvoriento, lleno de piedras, maleza y algunos árboles. Es una muestra de cómo, pese a las enormes inversiones y los proyectos mundialistas, la pobreza en Brasil sigue estando a la vuelta de la esquina.

"Este terreno lleva 40 años vacío y vinimos a ocuparlo para que cada familia pueda tener un hogar. Estos son los grandes contrastes de Brasil, que se quiere mostrar como un país perfecto" durante el Mundial, comentó María Siqueira, de 44 años.

"Pero no es así porque acá nos falta salud, educación y vivienda", añadió esta mujer, miembro del Movimiento de los Trabajadores sin Techo (MTST), que lidera la ocupación.

Hace calor a primeras horas de la tarde en esta zona al este de Sao Paulo, a más de una hora de viaje desde el centro. Además de la distancia, hay que sortear el siempre caótico tráfico de una ciudad con 11 millones de habitantes.

Por todos lados se ven niños jugando. Grupos de hombres y mujeres cavan pozos en la tierra para levantar unas pequeñas tiendas de palos, lona y plástico, las precarias viviendas donde estas familias han venido a instalarse.

"En ese estadio es donde deberíamos ir a vivir. Ahí tendríamos hasta baño", dijo medio en broma y medio en serio José Ferreira, de 50 años, quien espera, junto a tantos otros, su turno en la fila de la comida.